Fernando Fisher, tijuanense en el San Diego Latino Film Festival

Fernando Fisher, se inició a principios de la década pasada en el mundo de los cortometrajes en Tijuana. En sus proyectos, el realizador, siempre ha preferido el género de terror.

por Cuauhtémoc Ruelas

Fernando Fisher, se inició a principios de la década pasada en el mundo de los cortometrajes en Tijuana. En sus proyectos, el realizador, siempre ha preferido el género de terror. “Con mis historias lo que quiero es simplemente asustar a la gente”, dijo el joven cineasta, quien con su último cortometraje titulado Nite Time forma parte de la sección Un mundo extraño dentro de la edición 24 del San Diego Latino Film Festival.

Fernando, tú ya tienes bajo el brazo un buen número de cortometrajes, ¿Qué buscas expresar con este medio?

Como todo artista deseo expresar mis ideas y que sean vistas por un público amplio, en este caso en la pantalla grande. En ese sentido, creo que el sueño de todo cineasta es el de llegar lo más lejos que se pueda con sus historias, que la gente reconozca y desee ver más de tus trabajos fílmicos. En pocas palabras deseo expresar mi amor hacia este medio.

¿Cómo definirías tu propuesta creativa?

El proceso para mí es algo fácil y complicado a la vez, porque hay veces que se me viene algo a la mente por algún video musical, una canción, un programa, un documental, por una frase que alguna persona ó amigo haya dicho ó un simple objeto que vea por la calle para que se me ocurra la idea y de ahí surge la historia y por lo regular es de sangre, suspenso, paranormal o terror. Me he quedado días, semanas pensando en alguna cosa que traigo en mente y hasta que no tengo la idea totalmente clara me siento y la escribo. Lo malo de esto o quizás podría ser lo bueno, es que no dejo de pensar en proyectos fílmicos, mi cabeza no para de pensar cosas raras (risas).

¿Por qué esa predilección por las historias de terror?

El terror siempre me ha interesado desde muy pequeño, sobre todo los elementos paranormales, por el simple hecho de que muy dentro de mí soy miedoso y entre más miedo me da más quiero saber de él. De ese modo siento que la gente también responde, pues le gusta que la asusten (risas). Por ello, estoy convencido sobre el valor de este género y por lo mismo está volviendo con gran fuerza como lo era en los años 80’s, en donde los efectos visuales, se veían súper chingones, te capturaban, al igual que la historia, cosa que se empezó a perder en los 90’s y a principios del 2000, donde los monstruos e historias te daban risa en vez de miedo. No obstante, y gracias a una nueva ola de directores que han surgido en las últimas dos décadas como James Wan, Takashi Shimizu, Eli Roth y hasta Rob Zombie se han encargado de regenerar el terror, y en ese sentido quiero ser parte de esta nueva generación. Quiero asustar más a la gente, jejeje.

Adentrándonos a tu más reciente cortometraje titulado Nite Time, ¿Cuánto tiempo te llevo escribir y grabar este proyecto?

Mira la idea surgió por el año 2000, donde se me ocurrió contar una historia de sueños extraños, de esos que a veces tenemos. En ese sentido, para mí fue algo interesante poder plasmarlo en lo visual. Grabarlo nos tomó como cinco o seis días, de hecho, lo hice mientras tenía otro corto en post producción llamado “Cuestión de Suerte”. Entonces Nite Time fue un grito de desesperación mientras terminaba el proyecto anterior pero después del primer día de grabación que tuvimos se convirtió en algo más artístico y personal.

En ese sentido ¿Qué sensaciones buscas transmitir hacia el público? y ¿Cuáles fueron tus referencias directas?

La sensación de estar perdido en un sueño en donde no sabes si lo que está pasando es real, esa extraña sensación de que no puedes escapar o despertar, quiero transmitir toda esa desesperación que uno siente al estar en una pesadilla. Ahora en cuanto a las referencias el director de fotografía Joseph Pérez y yo queríamos dar una sensación aún más oscura, porque la historia lo pedía a gritos, entonces quisimos meter una paleta de colores tipo “Suspiria” del director Dario Argento, otra referencia que tuvimos fue el de “Only God Forgives” del director Nicolas Winding Refn y de ese modo mezclamos las dos y el resultado que nos dio fue muy satisfactorio. Sin embargo, no fue nada fácil al estar en la producción, pues fuimos un equipo de cinco personas y acomodar las luces con los filtros fue muy laborioso, pero como te digo el resultado fue genial y valió la pena todo el trabajo.

Nite Time forma parte de la selección oficial de San Diego Latino Film Festival dentro de la sección “Un mundo extraño”, ¿Qué significa esto para ti?

Aparte de estar súper contento y orgulloso, para mí como cineasta independiente es el siguiente paso, el punto de ya no mirar atrás, es una motivación más para seguir adelante con proyectos más grandes y ambiciosos, significa que no voy a parar de hacer filmes.

Finalmente, Fernando, ¿Qué nuevos proyectos tienes para este 2017?

Actualmente estamos trabajando en la pre producción de una antología de terror con otros dos directores, en las cuales cada uno tiene un segmento y las historias de cada uno van a interactuar y de ese modo crear un largometraje. Por otro lado, en este momento estoy por terminar de escribir el guion de lo que será mi ópera prima.

A %d blogueros les gusta esto: