Todo Mal (2018)

Todo Mal es un ejemplo de cómo hacer las cosas, ya que muchos de sus detalles son impecables, notablemente superiores al común de las cintas mexicanas en su género.

por Javier Espinoza

(Todo Mal, Issa López, 2018)

El cuarto largometraje de Issa López es una estupenda adición a su filmografía. Escrita entre López y Ari Rosen (quienes también co-escribieron A la Mala en 2015) es una comedia de enredos, protagonizada por Osvaldo Benavides, como Fernando, el responsable del histórico evento en el cual el Gobierno de Austria va a prestar el penacho de Moctezuma por un tiempo limitado a México. Las cosas empiezan a complicar cuando se adelanta la fecha del evento empatándose con la boda que está planeando con Viviana (Marcela Guirado), misma que invita como sus padrinos a sus primos Dante y Matías (Martín Altomaro y Alfonso Dosal).

Llega el esperado día y es cuando se empieza a hacer honor al título de la película: sale todo mal. Fernando es plantado en el altar y, en una crisis nerviosa decide robar el penacho y darle un paseo por la ciudad. Mientras, busca al que considera culpable de su ruptura amorosa, el vocalista de una banda de rock de nombre Mariosare (Sebastián Zurita). Esto genera varios enredos en los que los primos se verán involucrados, exponiendo traumas de la infancia, el fracaso de sus actuales situaciones de vida y el potencial robo del penacho a cargo de dos ineptos (y divertidos) ladrones (Adrián Vázquez y Lalo España).

todo_mal_ver5_xlg

Altomaro y Dosal fácilmente se roban la película, situación que han logrado sin problema en ocasiones anteriores (por ejemplo en El Que Busca Encuentra y Hazlo Como Hombre, respectivamente) ya que con sus tablas y carisma superan por mucho las habilidades histrionicas de Benavides, quien no está mal, pero no al nivel de sus compañeros de reparto. Respecto de la protagonista, Guirado, probablemente una actriz con más presencia hubiera puesto a su personaje a la par de los primos, los nombres de Ilse Salas, Marimar Vega o Esmeralda Pimentel vienen a la mente.

En cuestión técnica, Todo Mal es un ejemplo de cómo hacer las cosas, ya que el diseño de sonido y la fotografía son impecables, notablemente superiores al común de las cintas mexicanas en su género. También es digno de mención el estupendo plano secuencia durante el segundo acto de la película, que resuelve en pocos minutos una parte de la trama. Probablemente el guion requería un poco de trabajo adicional, ya que tarda en tomar el ritmo indicado, pero una vez encarrilada, es muy divertida, sobre todo porque los diálogos se sienten reales, derivados de reacciones genuinas de los personajes. Hubiera estado excelente explorar mas la infancia de los primos y la relación con sus madres. Con todo y sus detalles, la película es entretenida, y será de especial interés para los que se hicieron fanáticos del trabajo de dirección de Issa López en Efectos Secundarios (2006)  y Casi Divas (2008). —JE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: