La 4a Compañia (2017)

La 4a. Compañía es una película ambiciosa, de esas que pocas veces se hacen en México, y esa es su principal virtud, galardonada como mejor película en los Arieles 2016.

por Javier Espinoza

(La 4a. Compañia, Mitzi Vanessa Arreola, Amir Galván, 2017)

“Lo que se dice por la boca, se sostiene por el culo.” – Chaparro (Manuel Ojeda).

La anterior, una de las frases más divertidas y motivacionales incluidas en La 4a. Compañía, ópera prima de Mitzi Vanessa Arreola y Amir Galván, escrita por Arreola y protagonizada por un ensamble de actores encabezados por Adrián Ladrón en el papel de Zambrano, un joven ladrón de vehículos que ha pasado su vida entrando y saliendo de centros de detención, hasta llegar al penal de Santa Martha Acatitla, donde consigue entrar al grupo élite Los Perros, equipo de fútbol americano de día y de noche se convierte en una banda de roba coches y asalta bancos, los cuales dentro de dicho centro penitenciario son llamados La 4ta. Compañía, y son los que imponen las reglas dentro del penal.

Estrenada en el Festival Internacional de Guadalajara del 2016, donde Ladrón obtuvo la presea como Mejor Actor, y galardonada en 2017 con 10 Arieles otorgados por la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de México, que incluyeron nuevamente el de mejor actor para Ladrón (ex aequo con José Carlos Ruiz por Almacenados), actor de cuadro para Hernán Mendoza en el papel de Palafox y mejor película. Se estrenó comercialmente en México hasta abril de 2018, después de haber debutado en plataformas digitales a nivel internacional un año antes. Las filmaciones (realizadas dentro del penal y con participación activa de los reos) tuvieron su primera parte en 2010, y la segunda en el 2012. Todo lo anterior contribuyó a la alta expectativa generada por el proyecto, en especial la secrecía con la que se guardaba, ya que incluso los actores involucrados no habían tenido oportunidad de ver el corte final.

la 4a compania

Durante los 110 minutos de duración nos encontramos con un primer acto innecesariamente lento, el cual pudo tener la misma celeridad que eventualmente logró, convirtiéndose en un eficiente thriller. El guion tiene algunas lagunas, y carece de claridad en otros momentos, derivado tal vez de la gran cantidad de sucesos que se pretendía incluir (los cuales pudieron convertirse sin problema en una serie de televisión), pero cumple con darnos fragmentos interesantes y anecdóticos de los personajes principales. Destacan las actuaciones de todo el reparto, desde los actores jóvenes (Ladrón, Carlos Valencia) y los veteranos como Hernán Mendoza, Dario T. Pie y Manuel Ojeda, que cuatro décadas después de El Apando (1976) regresa a los dramas carcelarios, pero ahora desde el otro lado de la ley, como Chaparro, el jefe del penal de Santa Martha, quien por indicaciones del Jefe de la Policía del Distrito Federal, Arturo “El Negro” Durazo, forma un equipo de delincuentes que salían a cometer robos y asaltos a la ciudad durante el sexenio de José López Portillo.

La 4a. Compañía es una película ambiciosa, de esas que pocas veces se hacen en México, y esa es su principal virtud, quizá por eso fue galardonada como mejor película en la entrega de los Arieles del 2016, junto con una variedad de trofeos que premiaban su parte técnica. Un detalle interesante sobre su discurso, es que a pesar de tener una historia relevante que contar, los creadores no pudieron evitar caer en la tentación de presentar datos duros sobre el sistema penitenciario mexicano y su ineficiencia con efecto de reforzar el mensaje, lo cual ya había quedado debidamente establecido en la trama. —JE

A %d blogueros les gusta esto: