El Último Romántico: Entrevista con Marla Arreola

“Creo que está en nosotros continuar impulsando a que se rompan estereotipos y se construya un cine mexicano realmente originario de mexicanos.”

por Cuauhtémoc Ruelas

Egresada del curso de producción cinematográfica y audiovisual en el Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC), Marla Arreola se desempeña actualmente como parte del equipo creativo de la compañía Spécola, y al mismo tiempo realiza labores como productora independiente, donde se ha dado a la tarea de colaborar con distintos realizadores, impulsado proyectos muy interesantes.

Tal es el caso del cortometraje El Último Rmántico, el cual nos narra la historia de Héctor, un joven que se convierte en el empleado del mes en un establecimiento de boliche, quien además está enamorado de Magda, su compañera de trabajo a la cual nunca ha podido declararle su amor. Sin embargo, tras enterarse de que será el nuevo gerente, Héctor se arma de valor para invitarla a salir, pero todo cambia cuando éste la descubre intentando besar a otro empleado. Ambos serán parte de un acto inesperado y liberador.

Para concretar este proyecto, Arreola unió fuerzas con la directora Natalia García Agraz consiguiendo ser seleccionadas dentro del Festival Internacional de Cine en Guadalajara y Tribeca Film Festival. En la entrevista, Marla nos contó un poco de su experiencia en el desarrollo de este trabajo, el rol que juega un productor de cine y su visión sobre las recientes películas mexicanas. 

CR: ¿Cómo surge este proyecto?

MA: Es un cortometraje del Centro de Capacitación Cinematográfica (CCC) de segundo año. Lo que mi directora, Natalia García Agraz buscaba comunicar es cómo a través de ciertas situaciones puedes lograr liberarte de prejuicios y personas que buscaban oprimirte, pero ella tiene un estilo de comedia para contar estos temas. Desde que vi su proyecto previo me enamoré de su estilo y al leer el primer tratamiento para esta nueva historia (que evolucionó muchísimo) dije, ¡tengo que producirlo! Al final Natalia dijo: bueno se ve que ella de verdad quiere producirlo y fin de la historia (risas).

CR: ¿Por qué eligieron titularlo El Último Romántico?

MA: Creo que el nombre sólito lo dice. Ulises, el protagonista, aún tiene ideas de conquista que ya no se usan actualmente.

CR: ¿Cuál sería la mejor manera de describirlo?, y ¿para qué público va dirigido?

MA: Es un cortometraje de comedia romántica que va dirigido a todo público.

CR: ¿Qué papel juega este trabajo dentro de tu formación?

MA: Ha sido uno de los proyectos más complicados en cuanto a logística y realización, y de los que más me ha llenado de gratificación y crecimiento, personal y profesional, ya que fue gestionar la producción de dos ambientes totalmente contrarios (México en los años cuarenta y un boliche en el presente) para un mismo proyecto. Al finalizar realmente me encontré en esta crisis de auto-cuestionamiento de sí debería continuar siendo productora o si no era lo mío. Fue un gran reto y aprendizaje que me mostró de lo que era capaz.

CR: ¿Con qué objetivos trabajas cuando asumes ese rol?

MA: Me gusta colaborar con mis directores desde la gestión y desarrollo del guión, un maestro muy querido siempre busca utilizar el término “productor creativo”, que creo que es muy cierto. Es estar muy involucrada desde un inicio en toda la parte creativa y apoyar al director de la mejor manera posible para que cuente su historia. Para definir mis objetivos al elegir e iniciar un proyecto más bien las preguntas que me hago son las siguientes:

  1. ¿Por qué quiero ayudar a contar esta historia?
  2. ¿Por qué el público debe conocer ésta película?
  3. ¿Cómo debe funcionar mi esquema de producción?
  4. ¿Qué más puedo hacer para mejorar este proyecto?
15003411_1337419732968748_3894855365458392631_o

Still de El Último Romántico

CR: ¿Cómo se sienten que su cortometraje haya formado parte de la selección oficial del Festival Internacional de Cine en Guadalajara y ahora de Tribeca Film Festival?

MA: En Guadalajara justo acaba de ser la premier nacional y en Tribeca será premier internacional. Ambos son grandes logros que nos llenan de felicidad, el poder compartir con tanto público y expertos nuestro proyecto. Creo que ambos representan la puerta hacia cosas más grandes.

CR: En los últimos cuatro años has trabajado en distintas producciones que van desde el largometraje Amir de José Paredes, el cortometraje La Leyenda de Juan Soldado de Abraham Sánchez, el cual forma parte de la antología México Bárbaro 2 y desde luego El Último Romántico. En términos de producción, ¿cómo es hoy levantar un proyecto en nuestro país? ¿Hay suficientes aportes, apoyos, estímulos?

MA: Para cada uno de estos tanto el director (de cada proyecto), como yo, e inclusive a veces los fotógrafos, terminamos poniendo dinero de nuestro bolsillo. Es algo muy común en México, pero creo que también al estar iniciando tu carrera tienes que tener la confianza de apostarle tú mismo de esta forma, ya que es la manera en que se te van abriendo más puertas. Pero si considero que hay bastantes apoyos y estímulos y distintas formas de conseguir financiamiento, y que son altamente confiables y abiertas al público, ¡no hay secreto! El chiste es estar informado, estar revisando, estar preguntando. Siempre existe una convocatoria hecha a la medida para tu proyecto.

CR: ¿Qué opinas sobre el cine que se hace en México?

MA: A pesar de ser originaria de Tijuana y que tengo una gran influencia del cine americano, no disfruto estos refritos que hacen en el cine actual mexicano intentando utilizar una estética y cultura americana. Me da tristeza y coraje que los distribuidores crean que eso es lo único que se quiere ver. Entiendo que son comerciales y tienen actores de renombre, pero también sé que se puede hacer cine de comedia, de horror, de acción, (los géneros más rentables) con el mismo presupuesto y cast pero con una historia original y situada realmente en México, con lenguaje español, no una tropicalización incierta. Creo que está en nosotros, ésta siguiente generación, continuar impulsando a que se rompan esos estereotipos y se construya un cine mexicano realmente originario de mexicanos.

CR: Actualmente destacan nombres dentro de la producción en Baja California, como los de Luisa Gómez de Silva, Paulina Valencia, Janeth Mora y ahora el tuyo ¿Qué opinas sobre este escenario?

MA: Muchas gracias, he tenido la fortuna de conocerlas y colaborar con algunas de ellas, colegas. Es muy grato saber que todas nosotras seguimos trabajando para hacer mejor y hacer crecer la “industria”, y que todas tenemos backgrounds y estilos muy distintos de producción, que abarcan distintos géneros cinematográficos y eso nos ayuda a cubrir más público, que es la idea. Otros nombres que también están destacando son Sarahi Castro, Adriana Santos, Andrea Bautista, Juan Carlos Ayvar.

CR: Finalmente, ¿Cuáles son tus planes a futuro?

MA: Actualmente me encuentro en el desarrollo de mi segunda película, The Wall of México, de Magdalena Zyzak y Zachary Cotler, un dramedy americano que filmaremos en Tecate en los próximos meses, esto como parte de la casa productora Spécola. Me encuentro también en desarrollo de mi tercera película, por ahora titulada Monstruo de Abraham Sánchez, con quien colaboré en Juan Soldado. Y a gran escala, continuar ayudando e impulsando a Tijuana a crecer en la educación cinematográfica de las generaciones por venir. —CR

A %d blogueros les gusta esto: