Segunda opinión: Sueño En Otro Idioma (2017)

Es una película emotiva y bien realizada, que ha sido premiada en varios festivales alrededor del mundo, incluyendo Sundance y merecidamente se convirtió en una de las favoritas de la siguiente entrega del Ariel.

por Javier Espinoza

(Sueño en otro idioma, Ernesto Contreras, 2017)

Cuando se alejaron, parecía que sería para siempre, pero eso que los unía regresó para reunirlos por última vez.

Esa es la historia de Evaristo e Isauro en Sueño en Otro Idioma, el tercer largometraje de ficción de Ernesto Contreras, igualmente repitiendo mancuerna por tercera ocasión, después de Parpados Azules (2007) y Las Oscuras Primaveras (2014), junto a su hermano Carlos Contreras, quien escribe este guion basado en una noticia real sobre dos personas que estaban peleadas y que eran las últimas en hablar un idioma.

La trama gira alrededor de Martín (Fernando Álvarez Rebeil) un lingüista que se traslada a la selva veracruzana para entrevistarse con Jacinta (Mónica Miguel) la última hablante de la lengua zikril, quien a su vez lo refiere con la otra persona que la habla, Evaristo (Eligio Meléndez), además le informa que hay una tercer persona que lo habla, Isauro (José Manuel Poncelis), pero los hombres tienen más de 50 años sin hablarse debido a un triángulo amoroso que los separó en su juventud. Ahí es donde empieza la aventura de Martín para lograr preservar, a través de conversaciones grabadas, lo poco que queda del zikril, buscando en el proceso resolver el conflicto entre Eligio e Isauro.

sueno_en_otro_idioma-471308600-large

La decisión de crear la lengua zikril para la trama es muy atinada, ya que se adelanta a las críticas que innecesariamente se generarían al utilizar una existente. El reparto hace un gran esfuerzo al darle credibilidad a la lengua y lo consigue. Sobre el argumento, se agradece que en dos minutos te dan antecedentes, te exponen el problema y sus participantes, y se dedica a desarrollarlo de forma ágil, sin que se sienta forzada o apurada. Todo sucede cuando debe, incluyendo los elementos místicos de la historia, los cuales resultan creíbles, sobre todo, al estar ubicada en un país lleno de tradiciones y creencias similares a las que se le atribuyen al zikril.

La fotografía de Tonatiuh Martínez es digna de mención, ya que consigue que los elementos naturales, que figuran prácticamente en todas las escenas, encierren a los protagonistas en una prisión al aire libre, donde se encuentran dominados por la selva, y durante los flashbacks en la playa, donde conviven Evaristo (Juan Pablo de Santiago), Isauro (Hoze Meléndez) y María (Nicolasa Ortíz Monasterio) se siente igual de fuerte. Con tomas lo suficientemente abiertas como para dar a entender que todo puede suceder.

Sueño en Otro Idioma es una película emotiva y bien realizada, que ha sido premiada en varios festivales alrededor del mundo, incluyendo Sundance, Huelva y Guadalajara, y que merecidamente se convirtió en una de las favoritas de la siguiente entrega del Premio Ariel.  —JE

  1. LUIS EDUARDO ALBORES LOPEZ Domingo, abril 29, 2018 en 14:04

    Hola Javier. ¡Muchas gracias por la crítica!

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: