La Casa de Papel (2017)

A la historia podrían achacarle un par de plagios, pero desde mi punto de vista terminan en ingenioso homenaje, superando en muchos de los casos a las referencias como Ocean’s Eleven, Inside Man, The Tomas Crown Affair, entre otras.

por Juan Antonio Pantoja

(La Casa de Papel, Creador: Álex Pina, 2017)

Es de admirarse cómo las series españolas han tenido un notable avance en los últimos cinco años. La manufactura de estas producciones no le pide nada a las norteamericanas o inglesas. Han batido records de audiencias nacionales e internacionales. Y un buen ejemplo de esto es La Casa de Papel. Ésta serie se ha convertido en un fenómeno, incluso en redes, donde las audiencias reclaman ya una tercer temporada. A pesar de que, narrativamente, la historia y los personajes cerraron un ciclo completo.

El éxito de esta serie hereda de alguna manera el trabajo y la experiencia acumulada de más de una década de producción española, que busca incansablemente consolidarse a través del desarrollo narrativo y de la creación de personajes con un enganche muy poderoso con el publico. Es claro que apuestan principalmente a equipos profesionales de escritores que usan fórmulas probadas para mantener al espectador al borde del asiento; o en este caso, de la sala de su casa.

Aquí no hay riesgo, vemos actores jóvenes y de soporte con trayectoria avalada en televisión, cine y teatro español. Así como directores, diseñadores de producción y productores que tienen muy claro su objetivo. A la historia podrían achacarle un par de plagios, pero desde mi punto de vista terminan en ingenioso homenaje, superando en muchos de los casos a las referencias como Ocean’s Eleven (1960, 2001) Inside Man (2006), The Tomas Crown Affair (1968, 1999) , entre otras. Formando el equipo perfecto de atracadores con todo lo que implica, incluido el cliché, vemos cómo uno a uno, será bautizado con el nombre de una ciudad, al más puro estilo de Reservoir Dogs (1992). Y liderados por un personaje sobrenatural que todo lo ve y lo prevee, con el único objetivo de secuestrar la casa de moneda española para imprimir una cantidad considerable de billetes mientras permanecen en el recinto.

plantilla-carteles-(100x140)

Maneja la acción, el ritmo y el montaje adecuados para llevarnos a descubrir uno a uno los personajes, todos los arquetipos dentro de esta historia, llevándonos a los límites de lo permisible y creible. Lo inverosímil se nota pero se permite, la historia nos deja pasar por alto mucho de lo lógico pues el disfrute de tener al protagonista y antagonista bailando un vals, es una trampa mental muy persuasiva. Identificarse con los malos, la trillada empatía y contraempatía. La transformación de los bandos. Terminar diluyendo la línea moral entre los que atracan y las víctimas. Ladrón que roba a ladrón y todo el dilema ético de siempre.

Montaña rusa muy atractiva para este nuevo formato de maratón serial. ¿Cómo hacer para entregarle al espectador un producto que adictivamente los invite a devorar 13 capítulos en una sola noche? Así tal cual lo hace La Casa de Papel, que sin dudarlo Netflix adquiere los derechos de las primeras 2 temporadas. Y con su ojo todo poderoso, acaba de anunciar una tercer temporada, producida completamente por ellos.

Ya lo hemos visto antes, compran producto ya hecho para probar y ahora después del éxito arrollador compran el alma de un fenómeno televisivo.  Esperemos pues, que el desmedido afán por el negocio puro, no demerite uno de los mejores trabajos en la industria española e internacional. —JAP

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: