Revenge (2017)

Matilda Lutz anda por gran parte de los 100 minutos de Revenge en calzones, pero nuestro ojo y cerebro se ajusta a verla bajo dos distintas realidades: Como presa y como cazador.

por Mickey J. Brijandez

(Venganza del más allá, Coralie Fargeat, 2017)

Si la meta era hacerme sentir desagradable por ser hombre, creo que la película puede considerarse exitosa. Coralie Fargeat intencionalmente nos introduce a su heroína Matilda Lutz bajo el lente del, infame para algunos, celebrado por otros, male gaze. Es ésta premisa de encuadrar al cuerpo femenino para mero entretenimiento del ojo masculino, tanto los personajes dentro de la historia, así como para el director y/o el espectador. El problema no son los deseos del hombre (o la heterosexualidad, o en general atracción hacia el sexo femenino) sino como actúa uno hacia los impulsos.

Desde que se nos vende como una entrada más en el subgénero del rape-revenge, sabemos que éste tipo de cine se divide en dos actos explícitos: La mitad de la violación y la mitad de la venganza. I Spit On Your Grave salió hace cuarenta años (exactos, es de 1978) y de algún modo asentó bases incorruptibles de dicho género. Como la mayoría del cine que nos gusta que se apega a ciertas fórmulas, no es tanto sobre ¿a dónde va? sino más sobre ¿cómo llegamos a esto?. Está en el título. Revenge. Venganza. Fargeat decide hacer más énfasis en la segunda mitad, dejando a nuestra imaginación (en cierta medida) la primera.

Meir Zarchi en su película nos sujetó a una perturbadora secuencia de violación que se extiende más de lo necesario. Al final, Zarchi quería someternos casi en tiempo real al acto. Transmitirnos, por el menor o mayor porcentaje que fuera, la angustia y dolor de las víctimas de abuso. En estos tiempos de cambio cultural, parece casi insólito que un hombre pudiera tomarse la libertad de hacer statements feministas. Originalmente I Spit on Your Grave se llamaba Day of The Woman, pero fue alterado por las necesidades mercantiles de la época. Es un título que le hace mucho mayor justicia en mi opinión, porque en el arte se vale que cada quien cuente las historias que quiera.

La directora de Revenge tiene que empujarnos al límite para que el deseo se convierta en una tragedia. Fargeat hace su statement también. ¿Por qué los hombres nos sentimos intitulados a decidir sobre el deseo de las mujeres?. Al comienzo del film hay una escena de seducción y sexo entre Jen (el personaje de Matilda) y Richard, su amante en turno. Ella no tiene miedo a expresar su sexualidad, pero va a ejercerla sobre quien le dé su maldita gana. Cuando Jen le comenta a uno de los amigos celosos de Richard “No eres mi tipo. Me gustan los hombres altos”, el hombre, completamente reducido y emasculado, desata su ira. Va por la violación. Se levanta un espejo ante la sociedad, cuando la atracción es unilateral. No hay que ser hipócritas, los hombres tenemos un tipo también. El rechazo nunca debe escalar a un conflicto entre masas musculares y la deshumanización del otro. Fargeat hace una decisión consciente de no ser explicita en ese momento, pero lo será mucho más adelante.

poster revenge jap

Como sucede en este tipo de cinema, el espectador debe asumir, al igual que su protagonista, la muerte es la peor retribución imaginable. Y muchas veces no es tanto la parte de ejercer el asesinato como castigo, sino la satisfacción personal de emprender una odisea de aniquilación y venganza. Justificada. La maestría de la película radica en las cosas que constante nos está recordando en sus visuales. Matilda Lutz anda por gran parte de 100 minutos en calzones, pero nuestro ojo y cerebro se ha ajustado a verla bajo dos distintas realidades: Como presa y como cazador. Por otro tanto del tiempo, lleva una estaca (rama de árbol, de hecho) clavada en el torso. Es un cue visual gracioso, mas no cómico, de que Jen ha sido perforada. Penetrada contra su voluntad y ahora debe arrastrar eso por el desierto. Hay un tatuaje de ave fénix en la piel de la mujer. Eso se explica solo.

Hablar de comedia en este tipo de obra puede sonar fuera de tono, pero hay una escalada de tortura y violencia extrema, litros de sangre derramada, hendeduras en partes del cuerpo donde no debería haberlas y hasta una secuencia genialmente montada de viaje psicodélico en peyote que es imposible no detectar humor detrás de la visión. Después de todo, la película es francesa y hay una larga tradición de comedia surreal y sardónica en su arte, incluso me atrevo a decir que Coralie Fargeat fue influenciada por la tendencia post-dosmiles, el nuevo extremismo francés, un cine de intensidad grotesca que da la vuelta para volverse festivo. Como si el horror quisiera disfrazarse de slapstick. Hay otra secuencia orquestada de maravilla donde dos personajes se están persiguiendo el uno al otro, y el único ruido de fondo en el soundtrack es un infomercial barato norteamericano saliendo de la TV. Estoy casi seguro algo está tratando de decir la película sobre la cultura gringa, pero de momento me esquiva. En iguales partes te crispa los nervios, así como se vuelve hilarante.

No sé de qué manera la película está contribuyendo al panorama del “empoderamiento femenino” en el cine, o si lo está haciendo en absoluto; yo no soy mujer y ésta movie no me hace sentir para nada empoderado; créanme que el internet ya debe estar teniendo esas discusiones por todas partes. El año pasado el mundo volteo hacia Patty Jenkins, Gal Gadot y su Wonder Woman para hablar de la representación en el entretenimiento mainstream. Mi película favorita de este año so far, Annihilation de Alex Garland, tiene al frente cinco guerreras que disparan a cocodrilos mutantes. En el cine de género hay una larga tradición de heroínas y mujeres de acción que me resulta difícil de creer otros rubros apenas estén haciendo catch-up. Talvez este año Coralie Fargeat y Matilda Lutz sean nuestras wonder women—MJB

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: