El Ángel en el Reloj (2017)

El Ángel en el Reloj toca un tema inusual para una película infantil, como lo es el cáncer, todo ello mezclado con elementos de aventura. Aunque ambos aspectos encajan adecuadamente bien, sigue siendo una amable fantasía familiar, así que no hay que esperar intensidad o crudeza.

por Cuauhtémoc Ruelas

(El Ángel en el Reloj, Miguel Ángel Uriegas, 2017)

Aunque quede bastante decepcionado por la última entrega de cine animado nacional con la horrenda Marcianos vs. Mexicanos, fui a ver El Angel en el Reloj con tímido optimismo. Después de todo, se trata de un proyecto a cargo de la casa productora Mantarraya quienes han forjado una ilustre carrera produciendo obras muy eclécticas para cineastas como Amat Escalante, Sebastián Hoffman, Carlos Reygadas y, hace un par de años, la sencilla pero agradable animación La Increíble Historia del Niño de Piedra. Sin embargo, éste es el primer largometraje de animación donde emplean un tema más profundo y sensible como lo es el cáncer infantil. Afortunadamente no cae en el oportunismo, o en la barata sensiblería y por ello no bloquea la destreza narrativa del equipo creativo, logrando ser una muy agradable película familiar que no se muestra condescendiente con el público infantil, ni con el adulto.

Al principio de la película conocemos a la pequeña Amelia (Zöe Mora) una niña, alegre y pícara, cuyo mayor deseo en la vida es poder detener el tiempo. Su deseo se debe a que ha sido diagnosticada con cáncer, por lo que quiere prolongar su vida, todo ello ante la tristeza de sus padres. Es así como, en búsqueda de alcanzar su meta, Amelia conocerá a Malachi (Leonardo de Lozanne), un ángel que vive dentro de su reloj cucú. Malachi llevará a Amelia a recorrer los Campos del Tiempo, en una aventura donde la acompañarán dos seres irreverentes llamados Aquí (Mireya Mendoza) y Ahora (Moisés Iván Mora), liderados además por el intrépido Capitán Manecillas (Gerardo Velázquez) un experto en navegar los campos del tiempo, pero que guarda un triste secreto, que puede poner en peligro la misión. En dicho trayecto Amelia aprenderá el significado de las cosas estupendas que tenemos en el presente, que muchas veces no nos detenemos a admirar y por lo tanto hemos olvidado luchar por ellas.

Como lo mencioné al principio, El Ángel en el Reloj toca un tema inusual para una película infantil, como lo es el cáncer, todo ello mezclado con elementos de aventura. Sin embargo, tanto el director Miguel Ángel Uriegas, y la guionista Rosana Curiel, logran que ambos aspectos encajen adecuadamente bien, aunque de cualquier forma sigue siendo una amable fantasía familiar, así que no hay que esperar intensidad o crudeza.

el_angel_en_el_reloj-665243522-large

Usualmente no sé qué esperar sobre el desempeño de los actores que prestan sus voces, sin embargo, hay varias agradables sorpresas en el elenco. Zöe Mora quien le da la voz a la pequeña Amelia es sorprendentemente natural y creíble. Laura Flores y Erick Elías cargan con aplomo los papeles de padres emocionalmente afectados, logrando el nivel justo de compasión y bondad. Finalmente, Gerardo Velázquez muestra notable control y sutileza en un personaje repleto de clichés como héroe aventurero, pero este en realidad muestra notable sensibilidad y presencia en un papel que pudo ser desechable.

Por otro lado, no se utiliza una apabullante técnica de animación, pero los diseños que muestra están muy bien realizados, principalmente por la imaginación con la que expresan claramente conceptos de realidad con fantasía. Sin duda el equipo creativo intento una estética más cercana al estudio Ghibli (guardando las debidas proporciones) que a la habitual estética Disney. Desde luego el resultado es un poco más rígido, pero este logra lo que se propone, pues el efecto general es más plausible para el concepto general de la trama.

A fin de cuentas, estamos ante un proyecto bien encaminado, donde todos los involucrados supieron inyectar su talento para entregar una entrañable película familiar con una sólida base de aventura épica que no descuida la importancia de su mensaje central en el que se fundamenta el drama del guión, por lo que se debe recomendar. Sobre todo como una buena alternativa para las bazofias animadas llenas de “actitud” y carentes de originalidad con las que algunos estudios norteamericanos invaden nuestras carteleras. Dudo mucho que tenga tanto éxito como Hotel Transilvania 3 o alguna otra entrega de los odiosos Minions, pero ciertamente lo merece. —CR

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: