Castle Rock: El Stranger Things para adultos que necesitábamos

Aunque la serie no adapta directamente ninguna obra de Stephen King, acierta como una entretenida amalgama entre su imaginario literario y la mitología de sus adaptaciones fílmicas. No es necesario haber leído la extensa bibliografía del Rey del Horror para disfrutarla; puede ser capaz de satisfacer tanto a fans de hueso colorado, así como a las audiencias casuales del género.

por Adrián Rodríguez

(Castle Rock; Creads. Sam Shaw, Dustin Thomason; 2018)

Stephen King lleva publicando historias de horror suburbanas desde hace casi cincuenta años, lo cual ha provocado que toda su obra se sienta dentro de un mismo universo, incluso en ocasiones hay relatos que se intercalan entre sí y Castle Rock toma ventaja de ello para plantear una visión que bien pudo haber nacido en la mente del escritor más prolífico del planeta.

Aunque la serie de Hulu no adapta directamente ninguna obra de King, acierta como una entretenida amalgama que armoniza su imaginario literario con la mitología de sus adaptaciones fílmicas. No es necesario haber leído la extensa bibliografía del Rey del Horror para disfrutar con plenitud de los detalles de la historia, debido a la minuciosa ejecución del misterio que se manifiesta poco a poco ante nosotros y las grandes actuaciones de la mayoría de sus personajes. Estamos ante un pastiche que gracias a sus easter eggs puede ser capaz de satisfacer tanto a fans de hueso colorado, así como a las audiencias casuales del género.

MV5BMTU2NjI1OTk1M15BMl5BanBnXkFtZTgwMDA2MDg5NTM@._V1_SY1000_CR0,0,1499,1000_AL_ (2)

La historia es sobre Henry Deaver (André Holland, ‘Moonlight’), quien de mala gana debe regresar a su pueblo natal en Castle Rock, Maine, luego de ser misteriosamente solicitado para representar a un enigmático recluso en la prisión estatal de Shawshank. El prisionero (Bill Skarsgård, ‘It’) no tiene nombre ni registro, y parece haber sido recluido en secreto durante décadas por el anterior director penitenciario, Dale Lacy (Terry O’Quinn, ‘Lost’). Mientras tanto, Henry se entera que su madre adoptiva Ruth (Sissy Spacek, ‘Carrie’) sufre demencia y vive ahora con el antiguo sheriff del pueblo, Alan Pangborn (Scott Glenn, ‘The Leftovers’). A su vez, se re-encuentra con una amiga de la infancia, Molly Strand (Melanie Lynskey, ‘Two and a Half Men’), quien parece tener información sobre Deaver, cuando éste de niño desapareció por más de una semana durante una tormenta invernal en 1991.

MV5BMzYzMDQ2MTA5N15BMl5BanBnXkFtZTgwMjk1MDg5NTM@._V1_SY1000_CR0,0,1499,1000_AL_ (2)

Como buena historia digna de King, el poblado donde ocurren los hechos juega también un papel crucial, ya que existe una ansiedad en la atmósfera que conecta todos los miedos que experimentan los personajes. Tiene en su esencia una malicia congénita que da vida a los horrores en la psique de sus habitantes, por lo tanto, es entretenido desmenuzar el oscuro calvario que atraviesan los protagonistas durante el tiempo que se desarrollan en pantalla, y a su vez vuelve la serie tan atrapante desde el principio hasta sus minutos finales.

No es la primera vez que Skarsgård y Spacek se ponen en la piel de personajes inspirados en la obra del autor en cuestión, sus interpretaciones como Pennywise y Carrie, respectivamente, les merecieron un pedestal imborrable dentro de la cultura popular a pesar de ser de dos generaciones con cuarenta años de diferencia. Se vuelve un acierto ver a ambos actores en una zona de confort dentro de la siniestra ficción en la que están construidos sus personajes. The Queen, el capítulo enfocado en el personaje de Sissy Spacek, es uno de mis favoritos y tal vez el más emotivo de la temporada, donde el montaje y edición ineludiblemente recuerdan de la mejor manera a Memento de Christopher Nolan.

MV5BMjA5MzQ5NTkwNF5BMl5BanBnXkFtZTgwNjk1MDg5NTM@._V1_SY1000_CR0,0,1499,1000_AL_ (2)

Los showrunners Sam Shaw y Dustin Thomason optan por dejar de lado los conceptos fáciles de horror y se centran en construir personajes verosímiles lidiando con situaciones irracionales, al igual que la mayoría de los personajes de King dentro de sus numerosas historias. El escritor ejerce como productor ejecutivo en mancuerna con J.J. Abrams, quien una vez más opta por un proyecto bajo el concepto de mistery box al estilo de la serie Lost y la franquicia cinematográfica de Cloverfield. Puede que Castle Rock no sea la serie más estremecedora del año, pero su mayor cualidad es que logra crear un mundo de horror tan peculiar que se vuelve adictivo de descifrar. —AR

MV5BMjMzMDYxNzA3MV5BMl5BanBnXkFtZTgwNDAzNDQ4NTM@._V1_

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: