FICM ’18: Una Corriente Salvaje

Una Corriente Salvaje, dirigido por Nuria Ibáñez Castañeda, retrata la vida de los pescadores Chilo y Omar, que viven en lo que parece ser una playa desierta. De día pescan, de noche platican; los temas que tocan son universales: Música, extraterrestres, control mental, vida después de la muerte, duelo, ansiedad…

por Javier Espinoza

(A Wild Stream, Dir. Nuria Ibáñez Castañeda, 2018) 

Haciendo su estreno mundial en el XVI Festival Internacional de Cine de Morelia, en competencia en la sección documental mexicano, Una Corriente Salvaje, dirigido por Nuria Ibáñez Castañeda, retrata la vida de los pescadores Chilo y Omar, que viven en lo que parece ser una playa desierta. De día pescan, de noche platican; los temas que tocan son universales: Música, extraterrestres, control mental, vida después de la muerte, duelo, ansiedad, etc. Hacen recorridos por la playa, se meten al agua a disfrutar el atardecer, creando una complicidad notable, una hermandad.

Chilo y Omar saben que solo se tienen el uno al otro, no tienen amistad con el resto de su comunidad, desconfían de ellos. A pesar de vivir en un ambiente paradisiaco (las tomas del mar y la grabación del audio son impecables) no se sienten cómodos, ni afortunados. Chilo, el mayor, está aburrido de ver siempre el mismo paisaje (Bahía de los Ángeles, Baja California), y Omar, de vivir entre gente indeseable.

44743062_10217315814145327_6362470634244538368_n (2)

Hay varias escenas notables. La primera, cuando se terminan los temas de conversación, deciden ponerse a cantar. Uno se sabe bien la canción, el otro mas o menos, pero al final hacen un dueto de Nomas las mujeres quedan de Los Cadetes de Linares. En otra encuentran un panal de abejas y “juegan” con sus integrantes, con la inocencia de dos niños.

Hay sutiles detalles que dan la intención que el bro-mance puede ir más allá: Omar hace varias referencias al enamoramiento entre personas del mismo sexo, mientras que Chilo canta Cuéntame tus penas de Chalino Sánchez en los momentos que Omar desaparece. La directora arroja solo pequeños elementos para que el espectador arme su historia. Sin duda los 72 minutos en que conocemos a Chilo Moncada y Omar Curiel se sienten cortos, ojalá algún día sepamos mas de ellos. —JE

  1. […] Una Corriente Salvaje, dir. Nuria Ibáñez Castañeda por Javier Espinoza […]

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: