AFI ’18: Vox Lux (2018)

¿Cómo nacen los héroes? ¿Quienes son los modelos a seguir? Estas son algunas de las interrogantes surgidas de Vox Lux, protagonizada por la ganadora del Oscar Natalie Portman, en el segundo largometraje del director (y actor) Brady Corbet.

por Javier Espinoza

(Vox Lux, Dir. Brady Corbet, 2018) 

¿Cómo nacen los héroes? ¿Quién es un modelo a seguir? Tal vez son aquellos que sobreviven a situaciones extremas, o los que tienen la fuerza para superar obstáculos, incluso podrían ser los que solo viven para contarla. Estas son algunas interrogantes después de ver Vox Lux, segundo largometraje del director, también actor, Brady Corbet.

Raffey Cassidy encarna a Celeste quien en 1999 sobrevive una masacre en su escuela preparatoria. Su recién adquirida fama es aprovechada para lanzarla como cantante pop, no contando con que en el proceso quedaría embarazada. En 2017 — interpretada ahora por Natalie Portman — tiene ya 31 años, una hija adolescente llamada Albertine (Cassidy, misma actriz que la personificó de joven) y se enfrenta a los excesos del estrellato, los paparazzis, el escrutinio de la prensa, complicadas relaciones familiares y la tarea de revivir una carrera en picada.

494783_m1537645327-2

Cassidy brilla en un doble papel (como madre e hija) en una arriesgada decisión del director por dar un sentido de reflejo, de los padres en los hijos. Portman demuestra sus meses de entrenamiento corporal para darle vida a la cantante (sobre todo en la última secuencia); misma que alguna vez fue vista como símbolo de esperanza y ahora debe buscar estabilidad entre el vaivén. La actuación de Portman recuerda a estrellas de pop como Britney Spears o Ayumi Hamasaki, quienes, con mucha habilidad adquirida, música pegajosa, letras con sensibilidad social y de superación (en esta película cortesía de la australiana Sia) que al momento de subirse al escenario poco importa si están cantando en vivo o no, mientras haya muchos bailarines, vestuarios, coreografías vistosas y reminiscencias de estrellas similares hasta la fecha.

Vox Lux arranca muy fuerte, después se pierde y no se recupera del todo, aunque los primeros minutos de película te persiguen por el resto de su duración. La misma intensidad llega en el tercer acto ante los excesos de Celeste, ayudada por su manager (Jude Law), la publicista (Jennifer Ehle) y su hermana Eleanor (Stacy Martin), quienes motivan, participan y disipan los exabruptos de una Celeste que solo quiere que la comprendan y, eventualmente, vuelvan a ver como la heroína que crearon los medios de comunicación, lo cual quedará por verse. —JE

vox_lux_xlg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: