Cam girl que se duerme: Cam (2018)

Cam lleva la horrífica fantasía de ser bloqueado fuera de tus cuentas en línea, tu imagen, tu sustento; en el momento que un clon, doppelgänger, gemelo o copia virtual de la protagonista Alice (Madeline Brewer), misteriosamente se apodera de su persona digital, Lola_Lola.

por Mickey J. Brijandez

(Cam, Dir. Daniel Goldhaber, 2018)

Probablemente la idea de encuerarse frente a una webcam existió desde el invento de la cámara misma. Wikipedia lo data desde los tardíos noventas. El instante en que aquello pasó de ser un hobbie entre enamorados (o extraños) a un empleo de tiempo completo, totalmente esquiva los anales de la historia. Yo lo descubrí apenas circa 2012, gracias a sitios como MyFreeCams o CAM4. No me van a creer, pero más que el contenido porno mismo – que para esas fechas ya se podía conseguir en todos lados, hasta en el teléfono – estuve cautivado por el fenómeno. Mujeres de todo el mundo (o lo que sea que a ustedes les sacuda la alfombra) sentadas en tiempo real frente a sus computadoras, cumpliendo peticiones, juegos de ruleta, rifas y bailes privados (entre otras cosas) a cambio de propinas vía chat. Tokens si prefieren usar el lingo. Con la capacidad de sortearlas por continente, país, orientación sexual, complexión física, tinte de cabello o grupo étnico; es el paraíso definitivo para el voyeur, una combinación entre prostitución virtual y stripper perfecta, además de acompañante digital y, en todo caso, sexo-terapeuta.

cam 2018 4 (2)

Si van llegando tarde al partido, no es motivo para avergonzarse. Les regalo el estirón del séptimo inning para que pasen a verificarlo (ya cité algunos websites arriba, son gratis). No estoy nomas exponiendo mis fetiches, ni exhortando a que los suyos se compliquen, sino es contexto importante para entender la nueva producción de Blumhouse, estrenada para Netflix, de los realizadores Daniel Goldhaber e Isa Mazzei. Aquí los espero.

cam 2018 5 (2)

Sobra decir que el cine de explotación se nutre de aprovechar trends. Sin pretender hacer una lista para completistas, puedo referenciar tres películas previas, y un cortometraje, que han trasladado el webcamming o las cam girls a la pantalla. La primera que vi fue Girl House del 2014, co-dirigida por Jon Knautz (de la “fama” Jack Brooks: Monster Slayer) y Trevor Matthews. Del mismo año, vimos Cam2Cam de Joel Soisson. En el 2016 también hay otros dos ejemplos (ambos disponibles en Netflix México): Teenage Cocktail del director John Carchietta y un segmento para la antología de horror Holidays, “Halloween”, realizado por Kevin Smith, co-protagonizado por su hija Harley Quinn Smith. Salvo la de Carchietta, que tiene más parentesco con el drama o el thriller, todas pertenecen al cine de horror. La movie que discutiremos a continuación no es la excepción, pero quizás si la más excepcional.

cam 2018 2 (2)

Isa Mazzei viene acreditada como co-realizadora al inicio del film – por su colaboración y amistad extensa con el director Daniel Goldhaber – pero su pasado de cam girl informa valiosamente al guion como escritora (incluida en story by aparece también Isabelle Link-Levy). Madeline Brewer, nuestra protagonista, interpreta a Alice, mejor conocida por su usuario online Lola_Lola; trabaja día y noche en FreeGirls.live tratando de aumentar su ranking (y su cuenta de banco) en una especie de Top 100 con las mejores modelos del sitio. Entre más visitantes tenga, más tokens recibe, más peldaños escala en la tabla. La meta es llegar al número uno. Reminiscente un poco a Nerve, del dúo Schulman & Joost, para incrementar audiencias es necesario subir las apuestas. Desde que Cam arranca, uno de los métodos que Alice utiliza para garantizar la quincena es recrear suicidios bastante elaborados.

Y ahí es donde entra uno de los primeros toques de genialidad en el texto.

Gracias a décadas de cine de terror donde protagonistas con vidas sexuales activas se enfrentan al peligro inminente, incluida la eventual muerte, la película de Goldhaber transforma la fórmula. El que ataca no es un slasher externo sino el fantasma de adentro (el ghost in the machine, si se quiere). La historia se balancea en ser una lección de moralidad, pero no desde el punto de vista de la protagonista; Alice está orgullosa de su trabajo, valioso como cualquier otro, sino nos arroja la culpa a nosotros, los observadores, representados aquí por sus followers, stalkers, amigos y familia. De ese modo, es tanto una apología a la búsqueda de la autonomía económica en la era digital versus las pre-concepciones sociales retrogradas.

starry raw thelma

Carteles de “Starry Eyes”, “Raw” y “Thelma”

Quiero mencionar 3 grandes ejemplos de los últimos cuatro años como comparativo. Que los tres sean impulsados por mujeres es intencional: Starry Eyes (D. Widmyer & K. Kölsch, 2014), Raw (J. Ducournau, 2015) y Thelma (J. Trier, 2017).

Todas carecen de villanos foráneos (eso las pone en el panthĕon de la genialidad), al menos en su forma tradicional de “blanco y negro”. Starry Eyes quizás es la más cercana, porque la metamorfosis de Sarah (en un performance maravilloso de Alex Essoe) se da a partir de su encuentro íntimo con el demonio; aunque se puede argumentar que desde el inicio ya estaba propensa a la transformación física y la inconformidad con su cuerpo. La película empieza con ella desnuda, pinchándose la piel, observándose insatisfecha ante el espejo (insertar aquí alegoría a su trastorno alimenticio predilecto). Por otra parte, en Raw y Thelma, el único enemigo de Justine (Garance Marillier) y la homónima Thelma (Eili Harboe) es el despertar inevitable de su madurez química y sexual. El horror no tiene que venir del otro. A veces lo desovamos nosotros mismos.

Cam lleva esa horrífica fantasía a lo literal en el momento que un clon, doppelgänger, gemelo o copia virtual de Alice, misteriosamente se apodera de su persona en línea Lola_Lola. Es bloqueada fuera de sus cuentas, de su imagen, su sustento. Los viewers siguen pendientes a la impostora, subiéndola de posiciones en la lista, sin saber que la original ha quedado atrapada fuera de su misma identidad. Es una pesadilla que toma prestados elementos visuales del Screenlife de Timur Bekmambetov y que volvería al cineasta David Lynch orgulloso.

cam 2018 3 (2)

A partir de ahí, la película funciona a dos niveles. La chica, primero que nada, enloquece tratando de resolver lo surreal de la situación. ¿Quién diablos le va a creer existe una imitación no-identificada que ha usurpado sus perfiles? Por otro lado, se explora el terror psicológico que viven las mujeres (o personas, sea el caso) que se dedican al servicio sexual y/o erótico de manera voluntaria, dejando que la “doble moral” se filtre hasta sus psiques. No puede ni contárselo a su madre o su hermano por temor a ser mal-juzgada. Tal vez su cabeza se ha partido a la mitad, donde existe una Lola_Lola extrovertida, aquella que sigue armando shows en línea, y Alice, una introvertida que la sociedad está pidiendo a gritos se convierta. Dos Alices, pues. O dos Lolas. Lola_Lola.

La trama sobrevive si quedamos intrigados por lo disparatado de su concepto y el abismo de locura al que Goldhaber, con ayuda de Mazzai y Link-Levy, nos sumergen. He leído algunos comentarios que la comparan con un episodio extendido de Black Mirror y sus inexorables terrores tecnológicos. Aunque comprendo los paralelos, y soy enorme fanático de dicha serie, para mi gusto seria aminorar el discurso intelectual de la película. La obra de Charlie Brooker constantemente recurre al caos o la desesperanza – salvo ciertas pepitas amorosas como San Junipero o Hang the DJ – y, sin estropear el final de Cam, aquí se concluye con un aterrador “What the fuck?” que a su vez disfraza un victorioso empoderamiento. —MJB

cam 2018 poster

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: