Homecoming (Primera temporada)

El hecho de que Homecoming represente la transición como actriz de cine a televisión de Julia Roberts, podría ser razón suficiente para darle una oportunidad a este gran thriller paranoide sobre conspiraciones, del creador de Mr. Robot.

por Adrián Rodríguez

(Homecoming, Cread. Sam Esmail, 2018)

El hecho de que Homecoming represente la transición como actriz de cine a televisión de Julia Roberts, podría ser razón suficiente para darle una oportunidad a este gran thriller paranoide sobre conspiraciones. Éstos temas han sido recurrentes para el creador Sam Esmail, quién ya ha demostrado maestría y estilo cuando se trata de jugar con la mente de las audiencias con la genial Mr. Robot.

En esta ocasión optó por adaptar un podcast del mismo nombre, que hace apología a los dramas radiofónicos de antaño y que resulta perfecto para contar una conspiración en forma de rompecabezas. Desde los flashbacks, seguimos de cerca el trabajo de la psicóloga Heidi Bergman (Julia Roberts) en las instalaciones del centro Homecoming, donde se ayuda a veteranos de guerra con trastorno de estrés pos-traumático y su transición para reincorporarse a la vida civil. Al mismo tiempo, debe lidiar a distancia con su obsesivo jefe (Bobby Cannavale) y su nulo sentido común. En el presente, Bergman es mesera y vive con su madre (Sissy Spacek). Su vida comienza a tomar un ritmo vertiginoso cuando recibe la visita de un auditor del gobierno (Shea Whigham) con preguntas sobre su antiguo puesto.

B009_C009_030275.1076723.2.FNL_ (2)

La actuación de Roberts aumenta de magnitud conforme crece el desconcierto y la intriga en su personaje. Fue un gran acierto confiarle el protagónico pues nosotros también nos fiamos de ella desde el primer momento, evocando al magnetismo y carisma de la Roberts en Erin Brockovich. Whigham, por su parte, es el agudo sabueso anónimo que sigue la pista hasta las últimas consecuencias, que, aunque las exigencias de su personaje no sean tan altas, juega su parte de forma impecable hasta el final, como un subordinado más del sistema. El trabajo de ambos actores provee a la historia de corazón y empatía suficiente para que la trama no se caiga durante toda la temporada, a pesar del ritmo pausado que adopta después de sus primeros episodios.

Julia-Roberts-in-Homecoming-Amazon (2)

La serie está basada en una radionovela en formato de podcast, en la cual Eli Horowitz y Micah Bloomberg ficcionalizaron la historia a manera de terapias grabadas y conversaciones por teléfono. Ese factor afecta en gran medida el ritmo de la serie y la forma en como Sam Esmail nos presenta los hechos y sus respectivos saltos temporales. Al igual que en Mr. Robot, el director utiliza encuadres meticulosos y poco comunes que resultan más apropiados en un cine de autor que en una serie televisiva, todo para aportar mayor ansiedad a los momentos donde es requerido.

En diez episodios de media hora de duración, Homecoming juega de forma inteligente con el concepto del trauma, el abuso sistemático y las conspiraciones gubernamentales; para crear un thriller visualmente deslumbrante que logra sentirse fresco y hitchcockiano. Sin duda una de las mejores sorpresas de éste 2018. —AR

hoco_juliaroberts_lookingaway_vertical

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: