Mes: enero 2019

Glass (2019)

Unbreakable (2000) y Split (2016) de M. Night Shyamalan fueron entradas excepcionales en el género de superhéroes y se distinguieron por ser discretas; en mostrar una aproximación más “realista” al mundo de los cómics. Con Glass (2019) M. Night finalmente ha completado su trilogía y no decepciona.

Suspiria (2018)

Ver Suspiria de Luca Guadagnino es sumergirse a un enigmático mundo de pesadilla. Describirla, en la superficie, es relativamente fácil: se trata del remake de un clásico de Dario Argento, pero su negación a apegarse a cualquier lógica narrativa la hacen en iguales partes frustrante como cautivadora. Salí de la película con incertidumbre y confusión, pero sacudido en lo más profundo de mi ser.

Dragon Ball Super: Broly (2018)

No soy fanático purista de la serie, pero conozco lo suficiente a los personajes como para darme cuenta de la fidelidad que se ha conservado gracias al control y desarrollo de sus distintas entregas cinematográficas, a cargo de sus creadores originales. Por ello, se puede decir, logré disfrutar marginalmente la película Dragon Ball Super: Broly.

Titans (Primera temporada)

Cuando vi el primer avance de la serie, automáticamente pensé: Fuck Titans. A primera instancia parecía ser otra serie más de DC tratando de ser edgy; sin embargo, a pesar de que claramente ésta tratando de alejarse lo más posible de su contrapartes animadas Teen Titans Go o incluso de Young Justice, Titans tiene lo suficiente para sorprender.

Belzebuth (2018)

¿Cuántas veces hemos visto la misma receta arruinada por ingredientes de mala calidad? Afortunadamente Belzebuth justifica un regocijo, pues si bien toma "prestados" conceptos y temas de otras películas, lo hace con bastante ingenio y personalidad, todo para sacarle un buen susto hasta al más cínico e indolente espectador.

ESQUINA DEL CINE #236

Las 30 mejores películas del 2018

Second Act (2018)

Jennifer Lopez tiene una extraña cualidad para de-glamorizarse y convertirse en mujer común, pero nunca ordinaria. Esa presencia singular le ayuda a estelarizar películas como ésta: un drama de superación con toques de comedia que utiliza todos los clichés de telenovela, pero a su favor, coqueteando con el melodrama pero sin abusar.

White Boy Rick (2018)

Basado en una historia real, White Boy Rick es un viaje a través de los sombríos años de adolescencia de Richard Wershe Jr.; un traficante de armas, de drogas e informante para el FBI, todo ésto a los catorce años de edad.

Top 10: Cine del 2018

Las Mejores 10 Películas del 2018, según Esquina del Cine

Diablero (Primera temporada)

Sería una estupenda serie si redujera un poco su forzado humor y de paso simplificara su confusa mitología, pues, a fin de cuentas, resulta ser otra variación de la fórmula de mezclar elementos sobrenaturales con acción; en la que un pintoresco grupo de individuos deben unir sus distintas cualidades especiales para salvar al mundo.

I Think We’re Alone Now (2018)

El drama post-apocalíptico de Reed Morano es una de esas películas indies que comienzan tan bien, con un excelente planteamiento y una ejecución perfecta, que sabes en el fondo de tu corazón que “lo bonito” no durará hasta el final.

Black Mirror: Bandersnatch o el parte-aguas de la televisión interactiva

Gracias a Charlie Brooker y Netflix, por primera vez en la historia de la televisión por demanda podemos experimentar una interactividad narrativa que nos permite elegir los giros de la trama y nos involucra como participantes, o como los personajes mismos de la historia.

Perfectos Desconocidos (2018)

Manolo Caro es uno de los directores más prolíficos dentro del cine nacional, y aunque sus obras no cuentan con una intensidad narrativa, dentro de una industria de corte comercial repleta de comedias románticas, sus cintas contienen un estilo muy bien definido con modestas tramas acompañadas de estupendos repartos.

The House That Jack Built (2018)

Es una entrega más dentro del concurrido cine de asesinos seriales, pero su inusual estructura la hace también una película en constante diálogo consigo misma, que a cada rato se pregunta qué es lo que nos fascina de estas figuras.