Mes: enero 2019

ESQUINA DEL CINE #237

Mirreyes contra Godínez, The Mule

El balance del poder: The Favourite (2018)

La nueva película del director Yorgos Lanthimos narra un fragmento altamente especulativo en la vida de la Reina Anne (Olivia Colman); famosa, entre muchas cosas, por ser la que unió los reinos de Inglaterra y Escocia bajo un mismo estandarte, el de Gran Bretaña; y su relación a-distintos-niveles-íntima con un par de mujeres importantes en su vida, sus dos favoritas: Sarah Churchill (Rachel Weisz) y Abigail Masham (Emma Stone).

If Beale Street Could Talk (2018)

If Beale Street Could Talk es el siguiente trabajo de Barry Jenkins después de que su Moonlight ganara el Óscar a Mejor Película. Quiere ser una historia de amor como cualquier otra, pero no puede escapar a las adversidades que siglos de historia se han construido alrededor de sus dos amantes.

Vice (2018)

Vice retoma ciertos elementos vistos en The Big Short (el film anterior de Adam McKay), aunque con un ritmo mucho más pausado, sobre todo hacia la mitad de una película donde nos topamos con Dick Cheney (Christian Bale) durante la crisis generada por los ataques perpetrados durante el fatídico 11 de septiembre del 2001.

Mirreyes contra Godínez (2019)

Mirreyes contra Godínez es una comedia boba, pero por debajo de sus gracejadas hay una ligera veta de realidad, principalmente en su representación de las nuevas generaciones y la manera en que enfrentan una realidad social por medio del trabajo, lo cual acentúa el humor volviendolo mucho más cínico.

Top 20: Horror del 2018 — El Boletín Sangriento #3

Las 20 mejores películas de terror y fantástico del 2018

Top 20: Horror del 2018 (lista)

Las top 20 películas de terror del 2018, tal como aparecieron en podcast El Boletín Sangriento #3 .

Alguien puso algo en mi bebida: Climax (2018)

Que más shockeante que una película de miedo ensamblada como experimento de video-danza. Gran parte de su duración solo hay dos tipos de encuadres, viñetas y long-shots etéreos, principalmente con bailarines veinteañeros, de cuerpos atractivos y personalidad desagradable. Poco a poco se escabulle bajo todos tus sentidos con la más ridícula de las premisas: algún descabezado bañó con LSD la sangría. The Ramones ya tenían una canción sobre el tema.

Burning (2018)

Basada en el cuento 'Barn Burning' de Haruki Murakami, es la primera película de Lee Chang-dong en ocho años, después de la galardonada Poesía (Shi, 2010). Aquí nos encontramos con un director que maneja un ritmo de forma pausada y contemplativa; ayudando a entender la soledad y ensimismamiento de sus personajes.

Piercing (2018)

Aunque la historia tiende a ser muy oscura y explorar temas difíciles, el director Nicolas Pesce (The Eyes of My Mother, 2016) se acerca al material con un sentido del humor muy ácido, permitiendo breves momentos de levedad. Definitivamente la manera en que hace uso del humor negro no es para todos (la película comienza con la toma de un picahielos sobre un bebé indefenso) por lo que se sabe muy rápidamente si te va a ofender o no.

The Guilty (2018)

En solo 86 minutos, Gustav Möller debuta hábilmente en la dirección de un thriller (co-escrito por él y Emil Nygaard Albertsen) conservando ritmo y tensión, a pesar de remitirnos a un planteamiento similar sucedido en la película The Call (2013) protagonizada por Halle Berry.

Las mejores películas del 2018

Las top 30 películas de Cuauhtémoc Ruelas, Mickey J. Brijandez y Jorge Guevara, tal como aparecieron en nuestro podcast número 236.

Glass (2019)

Unbreakable (2000) y Split (2016) de M. Night Shyamalan fueron entradas excepcionales en el género de superhéroes y se distinguieron por ser discretas; en mostrar una aproximación más “realista” al mundo de los cómics. Con Glass (2019) M. Night finalmente ha completado su trilogía y no decepciona.

Suspiria (2018)

Ver Suspiria de Luca Guadagnino es sumergirse a un enigmático mundo de pesadilla. Describirla, en la superficie, es relativamente fácil: se trata del remake de un clásico de Dario Argento, pero su negación a apegarse a cualquier lógica narrativa la hacen en iguales partes frustrante como cautivadora. Salí de la película con incertidumbre y confusión, pero sacudido en lo más profundo de mi ser.

Dragon Ball Super: Broly (2018)

No soy fanático purista de la serie, pero conozco lo suficiente a los personajes como para darme cuenta de la fidelidad que se ha conservado gracias al control y desarrollo de sus distintas entregas cinematográficas, a cargo de sus creadores originales. Por ello, se puede decir, logré disfrutar marginalmente la película Dragon Ball Super: Broly.

Titans (Primera temporada)

Cuando vi el primer avance de la serie, automáticamente pensé: Fuck Titans. A primera instancia parecía ser otra serie más de DC tratando de ser edgy; sin embargo, a pesar de que claramente ésta tratando de alejarse lo más posible de su contrapartes animadas Teen Titans Go o incluso de Young Justice, Titans tiene lo suficiente para sorprender.

Belzebuth (2018)

¿Cuántas veces hemos visto la misma receta arruinada por ingredientes de mala calidad? Afortunadamente Belzebuth justifica un regocijo, pues si bien toma "prestados" conceptos y temas de otras películas, lo hace con bastante ingenio y personalidad, todo para sacarle un buen susto hasta al más cínico e indolente espectador.

ESQUINA DEL CINE #236

Las 30 mejores películas del 2018

Second Act (2018)

Jennifer Lopez tiene una extraña cualidad para de-glamorizarse y convertirse en mujer común, pero nunca ordinaria. Esa presencia singular le ayuda a estelarizar películas como ésta: un drama de superación con toques de comedia que utiliza todos los clichés de telenovela, pero a su favor, coqueteando con el melodrama pero sin abusar.

White Boy Rick (2018)

Basado en una historia real, White Boy Rick es un viaje a través de los sombríos años de adolescencia de Richard Wershe Jr.; un traficante de armas, de drogas e informante para el FBI, todo ésto a los catorce años de edad.