Black Mirror: Bandersnatch o el parte-aguas de la televisión interactiva

Gracias a Charlie Brooker y Netflix, por primera vez en la historia de la televisión por demanda podemos experimentar una interactividad narrativa que nos permite elegir los giros de la trama y nos involucra como participantes, o como los personajes mismos de la historia.

por Juan Antonio Pantoja

(Black Mirror: Bandersnatch, Cread. Charlie Brooker, Dir. David Slade, 2018)

Charlie Brooker como creador, David Slade como director y Netflix como plataforma de streaming prestando toda su infraestructura capaz de guardar algoritmos por cada espectador; Por primera vez en la historia de la televisión por demanda podemos experimentar (gracias a estas 3 entidades) una interactividad narrativa que nos permite elegir los giros de la trama y nos involucra como participantes, o como los personajes mismos de la historia.

bm-bandersnatch-still-10

Black Mirror llegó irrumpiendo en el 2011 con el principal objetivo de sorprendernos, movernos el tapete psicológica y moralmente. Poniéndonos, sin preguntarnos, ante un espejo negro para vernos reflejados con todos nuestros vicios actuales. Vicios tecnológicos o manías de la pos-modernidad que nos vuelven insensibles a muchas cosas. La serie británica nos grita en la cara sobre la deshumanización y la forma en que, irónicamente, la conectividad nos desconecta.

Pero en ésta quinta entrada nos presentan, no una temporada de televisión, como nos tenían acostumbrados, sino un largometraje con duración relativa según sea nuestra opción. Donde podría pensarse que la historia, el argumento o la premisa podría pasar a segundo plano por lo atractivo de sus formas. Pero no. Tanto dichas formas como el fondo nos atrapan y nos ponen en el centro de la situación. Podemos ser testigos omniscientes, personajes secundarios o el deus ex machina que controla todo.

bm-bandersnatch-still-09-1546008390 (2)

Lo más curioso de ésta experiencia es que terminamos dudándolo todo. ¿Somos los que manipulamos o los manipulados, o ambos?

Me preocupa el nivel al que sube Black Mirror. No sé qué más nos puedan presentar o no sé qué más podamos esperar de la inminente nueva temporada que nos prometen en unos cuantos meses, donde ahora si regresan con episodios independientes, pero en la misma línea. La producción está elevando el nivel de originalidad y calidad que el espectador espera.

Nos están arrastrando hacia el interior y ahora tenemos que decidir en 10 segundos si: Entramos al espejo negro o nos damos la vuelta. —JAP

mv5bmjm5mzgzmjm3of5bml5banbnxkftztgwmzq2mzqwnzm@._v1_

 

  1. […] MOMENTO señores, esto no es Game of Thrones: Bandersnatch. Tal vez en un futuro no muy lejano exista la posibilidad de darle el final a cada loco y su tema. […]

    Me gusta

  2. […] como una pieza de arte audiovisual, sobre todo que no te puedes perder si alucinaste con cosas como Bandersnatch, The Matrix, Beowulf, animaciones japonesas o de cualquier parte del […]

    Me gusta

Los comentarios están cerrados.

A %d blogueros les gusta esto: