Diablero (Primera temporada)

Sería una estupenda serie si redujera un poco su forzado humor y de paso simplificara su confusa mitología, pues, a fin de cuentas, resulta ser otra variación de la fórmula de mezclar elementos sobrenaturales con acción; en la que un pintoresco grupo de individuos deben unir sus distintas cualidades especiales para salvar al mundo.

por Cuauhtémoc Ruelas

(Diablero, Netflix Original, 2018)

Diablero sería una estupenda serie si redujera un poco su forzado humor y de paso simplificara su confusa mitología, pues, a fin de cuentas, resulta ser otra variación de la fórmula de mezclar elementos sobrenaturales con acción; en la que un pintoresco grupo de individuos deben unir sus distintas cualidades especiales para salvar al mundo de fuerzas malévolas. Si bien el hecho de que la historia esté ubicada en la Ciudad de México aprovecha todos los elementos estrambóticos y culturales que se tienen al alcance, no evita que el libreto visite todos los clichés establecidos en cómics como Dylan Dog o Hellblazer, pasando por las series Buffy The Vampire Slayer, Supernatural y la reciente Ash vs Evil Dead.

72d9600d1a6c7e3fa6661f9d86ab0a2d_xl (2)

Sin embargo, entiendo la intención de los creadores entre los que se encuentran el mexicano José Manuel Craviotto (Mexican Gangster) y el español Pedro Uriol (Los Últimos Días) quienes tomaron como base la novela El diablo me obligó escrita por Francisco Haghenbeck, añadiendo con ello un ligero barniz de personalidad a su ambicioso libreto. No estoy seguro de que lo hayan logrado, pero tampoco niego haber pasado un rato ameno con el eficaz elenco, así como los ocasionales momentos de terror.

Comienza con la intrusión de un ente demoníaco en el hogar de una mujer y su pequeña hija, secuestrando a ésta última. Posteriormente nos enteramos que la niña es hija de un sacerdote católico llamado Ventura (Christopher Von Uckermann) quien ignoraba su existencia ya que todo ello sucedió antes de convertirse al clérigo. Ahora que lo sabe, y sobre todo debido a las circunstancias inexplicables en las que desapareció la pequeña, el joven decide llevar a cabo una desesperada investigación. Es así que Ventura da con Elvis Infante (Horacio García Rojas), un irreverente cazador de demonios que se gana la vida en los bajos mundos, donde se trafica con estos seres que cada vez se expanden como una plaga sobre la tierra. Elvis reúne a su equipo, entre los que se encuentra su hermana Keta (Fátima Molina) experta en hechizos, Nancy (Gisselle Kuri) una hábil receptora de demonios y El Indio (Humberto Busto) un peligroso gánster que organiza peleas clandestinas entre humanos poseídos. Juntos deberán desentrañar el misterio, sin embargo, todo indica que algo mucho más peligroso está detrás del evento incluso pudiendo involucrar el fin de la humanidad.

diablero_104_unit_00014r2-1150x767 (2)

La mezcla de temas religiosos, acción y humor negro no resultará extraña para quienes disfruten ese sub-género tan recurrente hoy. En ese sentido, Diablero captura esa misma estética gracias a sus pintorescas locaciones y exuberante diseño que nos hace sentir en un mundo que mezcla realidad y fantasía. Por otro lado, los personajes son una colección de estereotipos fácilmente reconocibles, aunque bien interpretados por actores cuyo talento no se aprovecha del todo, pero tampoco se desperdicia. Humberto Busto es el típico ser sumamente agresivo pero que en el fondo tiene un buen corazón. La serena personalidad de Fátima Molina se presta para ser la voz de la cordura en un mundo lleno de violencia. Los fans de la actriz e influencer Gisselle Kuri disfrutarán viéndola como la rebelde integrante del equipo que no teme arriesgar su vida. Y sorpresivamente, Horacio García Rojas la libra como una especie de Ash Williams chilango.

El problema principal es que la historia no tiene mucho sentido, cuenta con pésimos diálogos y recurre con alarmante frecuenta a chistes poco graciosos. No pretendo revelar las escasas sorpresas que guarda el libreto, pero hay tantos agujeros lógicos e inconsistencias que me costó trabajo disfrutar del dinámico ritmo y las repetitivas secuencias de acción. La motivación del conflicto central no queda clara, y tampoco la importancia de muchos personajes secundarios. Supongo que tanto los directores José Manuel Craviotto y Rigoberto Castañeda, así como el guionista Bernardo Esquinca quieren que nos dejemos llevar por el irreverente tono de la serie, pero eso no disculpa la conveniente estupidez de los villanos, o héroes que ignoran las más obvias debilidades de sus enemigos solo para justificar otro conjuro o enfrentamientos entre demonios, acompañado de música cool.

a1tu2iimtkdaukrfa0si8r25mxf (2)

Como ya dije, podría disculpar las deficiencias narrativas en una modesta producción para algún canal de cable, pero resultan imperdonables en una serie respaldada por la plataforma Netflix, con un buen presupuesto, actores famosos y supervisión de productores con experiencia como el reconocido Paco Cabezas. Por cierto, tanto Craviotto como Castañeda quienes se encargan de los ocho episodios, son dos cineastas que ya tienen camino recorrido dentro del género de terror en nuestro país y al menos muestran cierta disciplina en ese aspecto de la serie. Hay bastantes efectos visuales pero la mayoría son de mediana calidad, lo que tiende a reducir considerablemente el impacto de la historia. Admiro que los directores no sacrifiquen nuestro interés en los personajes a cambio de un simple espectáculo o exhibiciones de trucos digitales.

La serie no es muy innovadora, aunque su ridículo (y hasta cierto punto previsible) final resulta bastante divertido. Realmente no se puede considerar buena, pero me pareció un experimento interesante por parte de un equipo con suficiente potencial para sorprendernos en futuras temporadas, siempre y cuando encuentren libretos mejor escritos y corrijan la inexperiencia visual notoria en su primera entrega. Desde luego ayuda la presencia da las veteranas Dolores Heredia y la siempre confiable Luisa Huertas en papeles secundarios, así como un tema principal a cargo de Café Tacvba. En fin, creo que puedo recomendar Diablero porque respeto lo que quisieron hacer, aún si no me gustó del todo lo que se consiguió. —CR

diablero_ver7_xlg

  1. Me gustó mucho la reseña. Creo que la voy solo por darle la oportunidad pero no dudo que por momentos pueda gustarme del todo. Siento que seguro tiene huecos innecesarios en la trama. Saludos!

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: