The Guilty (2018)

En solo 86 minutos, Gustav Möller debuta hábilmente en la dirección de un thriller (co-escrito por él y Emil Nygaard Albertsen) conservando ritmo y tensión, a pesar de remitirnos a un planteamiento similar sucedido en la película The Call (2013) protagonizada por Halle Berry.

por Javier Espinoza

(Den skyldige, Dir. Gustav Möller, 2018) 

Asger Holm (Jakob Cedergren) es un oficial de policía que atiende urgencias telefónicas en la central, castigado. Transcurre su día con habitual monotonía hasta que recibe la llamada de una mujer que dice haber sido secuestrada. Auxiliado por los avances tecnológicos, detecta la ubicación del teléfono, al mismo tiempo que pide apoyo para ir a su rescate, y a su vez el de los hijos, que también parecen haber quedado en peligro.

Hay una sensación continua de impotencia por parte de Holm, acostumbrado a resolver las cosas en el campo, viéndose limitado a solicitar auxilio de forma institucional. Cuando es empujado al límite de su función como telefonista, busca a su compañero de rondines para que vaya a investigar el caso. A la par de la trama del rescate, nos enteramos de los motivos que mantienen castigado al oficial; sentencia que podría concluir al día siguiente en caso de ser absuelto de una acusación de abuso de poder, al haberle disparado a un civil.

den-skyldige-3

En solo 86 minutos, Gustav Möller debuta hábilmente en la dirección de un thriller (co-escrito por él y Emil Nygaard Albertsen) conservando ritmo y tensión, a pesar de remitirnos a un planteamiento similar sucedido en la película The Call (2013) de Brad Anderson, en la que una operadora del 911 (Halle Berry) se involucraba demasiado con su llamada de emergencia.

Jakob Cedergren ya había tenido una afortunada participación en Submarino de Thomas Vinterberg (2010) y aquí está mucho mejor. Holm cobra conciencia sobre sus propias faltas durante el desarrollo de la investigación. El actor da muchos matices al personaje, pasando por la preocupación, la ira contenida y la violencia física, todo en los confines de una diminuta estación telefónica. Aquí, eventualmente, el castigo para Asger resultaría ser parte de su redención. —JE

den_skyldige_ver2_xlg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: