Distancias Cortas (2015)

A diferencia de otras cintas cocinadas bajo el mismo molde, ‘Distancias Cortas’ me pareció genuina y honesta, aunque ocasionalmente cae en los clásicos clichés que mucha gente aborrece. Me dejé deslumbrar por los sólidos actores que utilizan su talento para balancear el blando drama de su libreto.

por Cuauhtémoc Ruelas

(Walking Distance, Dir. Alejandro Guzmán Álvarez, 2015)

Todo parecería indicar que estamos frente a otra tragicomedia, con personajes pintorescos y ese curioso humor simultáneamente sofisticado y pretencioso que tanto gusta en festivales de cine en nuestro país. Sin embargo, a diferencia de otras cintas cocinadas bajo el mismo molde, Distancias Cortas me pareció genuina y honesta, aunque ocasionalmente cae en los clásicos clichés que mucha gente aborrece. O quizás me dejé deslumbrar por los sólidos actores que utilizan su talento para balancear el blando drama del libreto. Como sea, fue una agradable experiencia que merece ser descubierta, ahora que por fin está en cartelera después de años de haber sido producida.

Distancias cortas 1 (3).JPG

La historia nos presenta a Fede (Luca Ortega), un hombre de 200 kilos, al que le cuesta trabajo desplazarse dentro su propia casa y cuya rutinaria vida consiste en armar collares mientras escucha la radio. Sin embargo, todo cambia a raíz de la visita de su hermana Rosaura (Martha Claudia Moreno) y su cuñado Ramón (Mauricio Issac) quienes le muestran fotografías de sus vacaciones, provocando en Fede una fascinación. Se dispone a buscar su vieja cámara, que aún conserva un rollo en su interior y decide salir de su encierro para revelarlo. En la tienda conoce a Paulo (Joel Figueroa). Fede encuentra en la fotografía algo más que un hobbie, al mismo tiempo que forjará un fuerte lazo de amistad con Paulo y su cuñado, quienes cambiaran el sentido de su vida.

Como mencioné al principio, Distancias Cortas es sencilla, un poco blanda y predecible, pero entretenida; con un mensaje positivo, sin cruzar la línea de la cursilería y sin explotar inapropiadamente la condición de su protagonista para fines comerciales. De hecho, la actuación de Luca Ortega me pareció sobresaliente por el sensible manejo de su situación, mostrándonos de manera realista los retos emocionales que enfrenta día con día, así como la curiosa relación que lleva con su cuñado, un personaje interpretado con mucha energía y calidez. Por su parte, Marta Claudia Moreno como Rosaura, transmite bien las intenciones de procurar a su hermano, aunque se rehúse a integrarlo a la familia por las consecuencias que podría acarrearle las condiciones de su vida.

Distancias cortas 5 (2).JPG

Todo toma un nuevo rumbo cuando Fede inicia su fascinación por la fotografía y su comportamiento se mantiene consistente, sin contradecir las necesidades dramáticas de la película. En otras palabras, tal vez la película si se toma ocasionales licencias creativas, pero es fácil aceptarlas porque nunca exageran ni sacrifican el carácter de su protagonista para facilitar el flujo de la narrativa. Mi única queja –además de la ligera simplicidad que envuelve a la película entera– sería la trillada idea de viajar al mar como un elemento de liberación.

Afortunadamente, las pequeñas trampas del libreto me parecieron justificables y no me impidieron disfrutarla. Podría recomendarla para aquellos que quieran ver una película sólida, quizás no muy ambiciosa, pero igualmente satisfactoria y optimista; sin pretensiones “de autor”. Se trata tan sólo de una historia honesta, sobre personas reales venciendo sus limitaciones y compartiendo sus emociones. En ese sentido, no podría pedir más. —CR

poster-distancias_esp-web.png

A %d blogueros les gusta esto: