Green Book (2018)

‘Green Book’ resulta en una pel√≠cula de f√≥rmula, hecha para hacernos sentir bien y para darnos la esperanza de que a trav√©s de la aceptaci√≥n y la comprensi√≥n podemos hacer un cambio en el mundo. Funciona en ese sentido, pero se siente un poco tard√≠a, cl√°sica en su factura y pasada de moda.

por Javier Espinoza

(Green Book: Una Amistad sin Fronteras, Dir. Peter Farrelly, 2018)

Frank ‚ÄúTony Lip‚ÄĚ Vallelonga (Viggo Mortensen) es un bravuc√≥n que trabaja sacando borrachos en un bar. Es producto de su tiempo, un italo-americano racista de los a√Īos 60, en una comunidad en la que todos son como √©l. Evita tomar del mismo vaso donde los afroamericanos toman, es tosco, grosero y mal hablado, pero, estas caracter√≠sticas resultan ideales para su nuevo trabajo: ser chofer de un importante concertista llamado Don Shirley (Mahershala Ali), quien lo entrevista, por cierto, sentado desde un trono (literal, un trono). Durante ocho semanas, van a recorrer el sur de Estados Unidos ya que Shirley quiere sentar un precedente para los artistas afroamericanos como √©l.

46189502202_65ad3d0e55_k (2).jpg

Como suele pasar en pel√≠culas donde ‚Äúnuestras diferencias nos unir√°n eventualmente‚ÄĚ, durante todo el recorrido poco a poco van bajando la guardia. Shirley es muy refinado y delicado, Frank es todo lo contrario, pero la convivencia logra que se comprendan entre s√≠. Van auxiliados en su traves√≠a por el green book que da t√≠tulo a la pel√≠cula, un manual creado por Victor Hugo Green publicado en Estados Unidos, de 1936 a 1966, para proveer a los viajeros afroamericanos de una lista de lugares seguros para comer y hospedarse en los estados sure√Īos, como precauci√≥n debida a la segregaci√≥n racial provocada por las leyes de Jim Crow.

Conforme viajan se presentan diferentes situaciones que hacen palpable la desigualdad racial que se viv√≠a en dichos estados. Shirley no es bien recibido en muchos lugares, Frank tiene que defenderlo y abogar por √©l. En otros momentos, tal vez los mejores, Shirley trata de educar y sensibilizar a Frank en diversos temas; desde la alimentaci√≥n, la dicci√≥n y la escritura, aprovechando que desde peque√Īo fue educado en las mejores instituciones, un contraste con la situaci√≥n en que viven muchos afroamericanos en el pa√≠s, confront√°ndolo consigo mismo y lo desestabiliza notablemente.

45516348894_8a10490e02_k (2).jpg

Se trata de una pel√≠cula de f√≥rmula, hecha para hacernos sentir bien y para darnos la esperanza de que a trav√©s de la aceptaci√≥n y la comprensi√≥n podemos hacer un cambio en el mundo. Funciona en ese sentido, pero se siente un poco tard√≠a al ser extremadamente cl√°sica en su factura, pasada de moda. Sus puntos a favor son las actuaciones de sus titulares, sobre todo Ali, quien al principio vemos como un ermita√Īo, desconfiado (y con justa raz√≥n), incapaz de salir de su √°rea de confort. Su postura, sus gestos, su forma de conducirse, es digna de celebrarse; es un gran trabajo por parte de Ali. Por su parte, Mortensen tambi√©n se adapt√≥ a la perfecci√≥n a un personaje que en apariencia no es su tipo, pero los cambios f√≠sicos a los que se someti√≥ y el fraseo que adopt√≥, le dan la credibilidad necesaria para hacerlo salir airoso.

45516353804_7021a4d566_k (2).jpg

El director Peter Farrelly se aleja de su l√≠nea habitual de pel√≠culas, comedias peculiares, algunas ligeramente ofensivas y toca un tema relevante. Escribe el gui√≥n con auxilio de los actores Brian Currie y Nick Vallelonga (hijo de Frank, el protagonista de la historia) y aunque la veracidad de los hechos ha sido puesta en duda por los familiares de Shirley, se cumple con el prop√≥sito de presentar su versi√≥n del hist√≥rico viaje, que, si bien incluir√° clich√©s o personajes estereotipados, conmover√° a m√°s de uno y lo har√° revisar bibliograf√≠a sobre la situaci√≥n racial de la √©poca. En pocas palabras, Green Book es una pel√≠cula disfrutable, bien actuada y ambientada, pero fuera de eso no hay mucho m√°s. ¬†‚ÄĒJE

green_book_xlg

A %d blogueros les gusta esto: