La Boda de Mi Mejor Amigo (2019)

La Boda de mi Mejor Amigo se trata de un remake muy fiel, con una buena producción (salvo algunos detalles) pero bien hecha. Los fans de la primera versión le encontrarán mil fallas, pero si nos enfocamos en el producto final, funciona. Muy probablemente porque la historia original es buena y puede sobrevivir cualquier adaptación.

por Javier Espinoza

(My Best Friend’s Wedding, Dir. Celso R. García, 2019)

Los remakes de películas comerciales están a la orden del día; en México llevamos años consecutivos con trancazos de taquilla como resultado. Al parecer los productores han encontrado la fórmula del éxito, y a pesar de los detractores, el público ha reaccionado favorablemente. Tan solo en el 2018, tres de los títulos más taquilleros del año provienen de fuentes foráneas, siendo el caso de Una Mujer Sin Filtro, Hasta Que la Boda Nos Separe y Loca Por El Trabajo. Ninguna de las películas en las que se basaron tuvieron el tiempo de vida suficiente para adquirir el título de “clásicas”, ya que las nuevas versiones sucedieron de forma casi inmediata. Este año la cosa es diferente. Se estrenó una versión mexicana de una de las comedias románticas más populares de la historia, My Best Friend’s Wedding (1997) escrita y producida por Ronald Bass, dirigida por P.J. Hogan.

La nueva versión tiene un guión traducido (porque el crédito así lo indica) por Gabriel Ripstein, quien también escribió otras comedias como Compadres y adaptó Busco Novio Para Mi Mujer (ambas de 2016); aquí, al tropicalizar la historia de Bass, lo hace con mucho respeto del material original, prácticamente estamos viendo una recreación cuadro por cuadro de su fuente, salvo dos que tres detalles (no tiran el ramo y no vemos a la protagonista servir cervezas en el palco del estadio). Incluso la fórmula del reparto es similar: en la original teníamos a tres estadounidenses y un británico, en la nueva tenemos tres mexicanos y un español.

50071369_10157002245542560_2942828831494373376_o (2).jpg

La Boda de Mi Mejor Amigo trata sobre Julia (Ana Serradilla), crítica de alimentos, que un buen día recibe la llamada de su mejor amigo Manuel (Carlos Ferro), con quien tuvo un tórrido romance en la universidad, para avisarle que se casa el próximo fin de semana. Ellos habían hecho un pacto: si a los 35 años de edad no se habían casado, contraerían matrimonio entre ellos. Curiosamente, Julia está por cumplir esa edad y decide armar un plan: detener la boda. Su amigo Jorge (Miguel Ángel Silvestre) la apoya en su aventura y eventualmente se convierte en parte de la misma. Al llegar a Guadalajara, ubicación de la boda, conoce a Renata (Natasha Dupeyron), la “niña bien” que será la esposa y a su acaudalada familia.

El tiempo es limitado para Julia. Tiene que conseguir que se separen Manuel y Renata, urdiendo varios planes para lograrlo. Uno de ellos se trata de hacerle ver a la mujer que el trabajo de su futuro esposo como cronista deportivo no es algo digno y que debería de convencer a su padre (dueño de un equipo de fútbol y socio de una televisora) para que le ofrezca un trabajo mejor remunerado, a sabiendas de que ello será repudiado por Manuel. Conforme los planes van fracasando, Julia eleva las apuestas, incluye nuevos elementos para conseguir su propósito, convencida que él hombre es el amor de su vida.

48371189_10156957305897560_3199996823045406720_o (2).jpg

La versión original es conocida y referenciada por sus números musicales; en esta versión son resueltos favorablemente. Hay una escena durante un karaoke bar en la que Renata enfrenta su miedo escénico cantando “Yo No Te Pido la Luna”. Primero tímida y torpe, pero eventualmente logra ganarse a todos los asistentes con su carisma. En dicha escena, hay un guiño directo a la original al colocar en una de las paredes un letrero luminoso con la leyenda I Just Don’t Know What to Do with Myself, título de la canción que interpretaría Cameron Diaz, 22 años antes. Otro momento lo encabeza Jorge, que en lugar de interpretar “I Say a Little Prayer” incluyen “Amante Bandido” de Miguel Bosé. Siendo español había que darle terreno donde no pudiera resbalar.

Igual que sucedió con Diaz y Rupert Everett en la primera versión, los papeles de Dupeyron y Silvestre son los más memorables; la primera por su espontaneidad y el otro por su atractivo y galantería, explotado al máximo, de éste último sin perder la oportunidad que enseñara su físico (tipo Channing Tatum en toda su filmografía). Por su parte, Serradilla cumple perfecto el cometido de darle un toque psicópata a su personaje, con cierto encanto, para luego redimirse al saberse derrotada. Ferro como Manuel es quién quizás tenga menos material interesante para jugar, pero lo hace bien. La decisión de ampliar los personajes de las primas, aquí interpretados por Mónica Huarte y Minnie West (y que causaron indignación al ser promocionadas como “fresas y zorras” en posters de la película) pareció simplemente una oportunidad para explotar la presencia de las actrices (sobre todo Huarte) quienes funcionan como comic relief, pero por momentos, se siente forzadas y sobreactuadas, probablemente a propósito.

48395881_10156963566727560_3731583924543946752_o (2).jpg

Celso R. García sabe cómo trabajar con repartos numerosos, demostrado en su anterior largometraje La Delgada Línea Amarilla (2015), donde consiguió un notable equilibrio entre sus cinco personajes principales. Aquí lo logra, aun cuando se siente como deja vu entre ambas versiones. Se trata de una adaptación muy fiel, con una producción bien realizada (salvo algunos detalles de vestuario y de musicalización) pero bien hecha. Los fans de la original encontrarán mil fallas, pero si nos enfocamos en el producto final, funciona, muy probable porque la historia es buena y puede sobrevivir sus adaptaciones. Si deciden verla, quédense a los créditos, se encontrarán con una curiosa participación sorpresa. —JE

47686703_10156939795147560_3038489744724983808_o.jpg

  1. De entrada no me llamaba la atención verla, pero he escuchado buenas críticas y le daré la oportunidad.

    Le gusta a 1 persona

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: