FICG ’19: Yo Necesito Amor

En ‘Yo Necesito Amor’ Diana Sedano es inmejorable en su papel estelar de Arcelia. Sedano nos lleva de la melancolía, a la desesperación, luego a la angustia y después la psicosis; con una sutileza que logra le acompañemos en todo su sufrimiento.

por Javier Espinoza

(Yo Necesito Amor, Dir. José Luis Valle, 2019) 

Arcelia (Diana Sedano) es una madre soltera que trabaja en el departamento de limpieza del hospital. Al parecer, su única amiga es la mamá de un compañero de escuela de su pequeño hijo de seis años. El sentimiento de soledad la embarga. Durante un fin de semana largo, sin la presencia de su hijo, se involucra en un romance fugaz con desastrosas consecuencias. En una espiral descendente, unas compañeras de trabajo le aconsejan entrar al mundo de las citas cibernéticas, lo cual le genera peores resultados. En su desesperación contacta a un ex-novio, quien después de pensarlo accede a verla. Este cúmulo de sucesos le hace concluir que lo que le estorba es su hijo, a quien dice amar, pero su existencia provocó que cambiara el rumbo de su vida y los planes que tenía para el futuro.

Yo Necesito Amor va sobre las expectativas; sobre lo que la sociedad espera del comportamiento de una madre, quien de forma automática debe generar sentimientos de maternidad solo por dar a luz. También sobre la hipocresía de aquellos que permanecen casados a pesar de las infidelidades del cónyuge, porque “así deben ser las cosas”. Las metas que una persona debe cumplir en determinado momento de su vida; dónde estamos, hacia dónde vamos y cómo debe ser nuestra apariencia física para presentarnos ante los demás.

vlcsnap-2019-03-13-11h26m12s809 (2).png

Adicional a lo anterior, José Luis Valle – productor, director, guionista y editor de la película – hace una crítica a la cultura del coaching, que en muchas ocasiones las personas dicen practicarlo, pero solo porque está de moda y no como una verdadera vocación por ayudar a los otros. También se aborda el tema de la información basura que recibimos por todos lados, que ya no se limita a los medios de comunicación tradicionales, sino a lo que vemos por las calles. La sociedad ensimismada, donde ya no hay contacto interpersonal salvo para el desahogo de necesidades carnales.

Hay referencias directas al trabajo anterior de Valle, sobre todo a Workers (2013). En ésta ocasión con un personaje femenino principal, eligiendo a Diana Sedano, inmejorable en su papel de Arcelia. Sedano va de la melancolía, a la desesperación, luego a la angustia y después la psicosis; con una sutileza que logra vayas acompañándola en su sufrimiento. Quieres entenderla y ayudarle. Arcelia está enfrentando algo que no debiera ser, su hijo le estorba y tenerlo no fue lo que tenía pensado para su vida, pero sucedió y cree que no puede mejorar su vida sin quitarlo del camino. Es una situación basada en muchas historias verdaderas que no se cuentan. La actriz le entra a este reto con mucha valentía ya que no es fácil darle humanidad a una madre tan distinta a la concepción popular. El mensaje es tan contundente que, en solo 90 minutos, Valle nos deja con más preguntas que respuestas. Tal vez ese sea el mayor logro de la película, que nos cuestionemos ¿qué necesitamos y por qué? —JE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: