Pet Sematary (2019)

El poder de la película, así como la novela, se deriva de la capacidad de todos para identificarnos con el dolor y la pérdida. Es una emoción poderosa; la de tener la opción de regresar a alguien o algo que amas y que se ha ido, es una propuesta muy tentadora. La exploración del tabú es lo que hace todo funcione en la historia.

por Jorge Guevara

(Cementerio Maldito; Dirs. Kevin Kölsch, Dennis Widmyer; 2019)

Kevin Kölsch y Dennis Widmyer son dos de los directores actuales más atrevidos del cine de género. Desde su debut cinematográfico con la cinta Starry Eyes (2014), un cuento faustiano con tintes de body-horror sobre una actriz determinada a convertirse en estrella de Hollywood sin importar el costo, quedé enganchado con su trabajo, esperando ver lo que podían hacer con mayor presupuesto. 

starry (2).jpg

Imagen de Starry Eyes (2014)

Ahora, en su proyecto más grande hasta la fecha, se atreven a adaptar una de las novelas más icónicas de Stephen King y los resultados ciertamente no decepcionan. 

La historia se centra en el Dr. Louis Creed y su familia, cuando se mudan de Boston a la tranquila ciudad de Ludlow. Su nueva casa es prácticamente perfecta, además rodeada de bosques pintorescos. Aunque hay un par de inconvenientes: el camino exterior, aunque en general es silencioso, tiene un grave problema con una ruta de camiones que circulan a gran velocidad; también hay un antiguo cementerio indio detrás, convertido con el tiempo al cementerio de mascotas local, que esconde un terrible secreto. Después de que el querido gato de la familia cae víctima de uno de estos camiones, Louis es guiado por su vecino Jud más allá del cementerio de mascotas para enterrar al animal, pero pronto se descubre que, a veces, muerto es mejor.

PET SEMATARY

Aquellos que piensan que saben lo que les espera porque ya han leído la novela, o han visto Pet Sematary (1989) de Mary Lambert, están equivocados. Kölsch y Widmyer han logrado capturar la esencia pura y aterradora del libro, al mismo tiempo que añaden algunos cambios de su propia inspiración. Es un raro ejemplo de una adaptación que cambia el material original sin alienar a los fanáticos, ya que los cambios tienen sentido total dentro de la narrativa que han construido. Los co-directores también se cuelan a otros aspectos de la novela, para los fans del libro o los de King, los más notables siendo referencias a un famoso payaso y un San Bernardo rabioso.

El poder de la novela se deriva de la capacidad de todos para identificarse con el dolor y la pérdida. Es una emoción poderosa, la de tener la opción de regresar a alguien o algo que amas y que se ha ido, es una propuesta muy tentadora para algunos. Obviamente, las cosas salen mal, pero es la exploración del tabú lo que hace que todo funcione en la historia. Es una tarea difícil de llevar a la pantalla, ya que no se trata de payasos asesinos o criaturas invasoras de otra dimensión, sino de cómo manejar una emoción muy humana. En ese sentido, Pet Sematary no es la típica película de terror moderna. La cinta logra presentar mucho más que un montón de jumpscares baratos y más bien se enfoca en crear situaciones incómodas y perturbadoras sin limitarse. Hay un intenso y pesado sentimiento de temor que impregna cada cuadro.

PET SEMATARY

Jason Clarke lidera con fuerza al elenco, su Louis Creed se siente como un papá real y creíble. Su descenso a la locura se maneja con delicadeza, y sucede tan lentamente que la audiencia casi no se da cuenta que está sucediendo. Amy Seimetz es genial como Rachel, un personaje que no se utilizó a la perfección en la película del ‘89. Sus escenas donde es perseguida por su hermana Zelda ofrecen algunos de los momentos más perturbadores. John Lithgow es simplemente brillante, su versión de Jud es un poco más inquietante que su predecesora.

Pero quizás la película pertenece a la joven Jeté Laurence quien interpreta a Ellie. Hay una gran cantidad de material para trabajar con su personaje y maneja el rol de manera impresionante, es realmente inquietante cuando regresa a la vida. Seguro se convertirá en una de las nuevas actrices para seguir en los próximos años.

PET SEMATARY

Y a pesar de todos sus elementos de horror, Pet Sematary también es una cinta muy emotiva. Es la peor pesadilla de un padre hecha realidad y aunque no abusan del gore ni nada por el estilo, hay una tremenda sensación de pérdida que se desata en la escena principal del accidente, todo lo consecuente es una verdadera montaña rusa de emociones que lidian con el duelo y la negación. Impregnada de oscuridad de inicio a fin, será una película que se quedará contigo mucho tiempo después de haberla visto. —JG

pet_sematary_ver8_xlg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: