Hellboy (2019)

Antes de que alguien se emocione demasiado y piense que Hellboy es la mejor película de la historia, déjenme bajar un poco sus expectativas. Demasiado genérica y llena de sub-tramas inspiradas en los comics, pero eso sí, es un desastre narrativo muy sangriento y entretenido.

por Jorge Guevara

(Hellboy; Dir. Neil Marshall; 2019)

Hellboy está de vuelta en la pantalla grande con otra extraña historia llena de misterio, acción, monstruos y mucho gore, pero no se trata de la esperada secuela que Guillermo del Toro prometió hace tiempo. Ésta versión del personaje es encarnada por el actor de Stranger Things, David Harbour, portador de la Mano Derecha del Destino; con clasificación para adultos y dirigida por el “soldado del género” Neil Marshall.

La cinta tenía la gran tarea de llenar los zapatos de las originales, con Ron Perlman y del Toro, pero afortunadamente ni siquiera lo intenta. Éste nuevo Hellboy hace lo suyo y lo hace de una manera muy particular. Harbour no solo se siente perfecto, sino que el currículum de Marshall –que incluye The Descent (2005), más algunos episodios de Game of Thrones y Westworld — se hace notar en una nueva versión habitada por criaturas y entornos maravillosamente macabros.

32453952767_435f6a47c1_k (2).jpg

El personaje es un poco más apegado a su contraparte en los cómics, logrando capturar perfectamente el sentido del humor ácido y sarcástico del personaje, a la vez, luciendo más experimentado y cansado de la vida. Su padre adoptivo, el profesor Broom (Ian McShane) lo ha estado enviando a misiones durante años y se refleja. Los fanáticos apreciarán que se trata de una representación más cercana del material de Mike Mignola y disfrutarán su enorme cantidad de easter eggs. La excelente pero demasiado breve inclusión de Thomas Hayden Church como Lobster Johnson se agradece.

Pero antes de que alguien se emocione demasiado y piense que ésta es la mejor película de la historia, déjenme bajar un poco sus expectativas, diciendo que es una llena de problemas. En primer lugar, la trama es demasiado genérica; y tan llena de sub-tramas inspiradas en los cómics, metidas con calzador, que resulta en un verdadero desastre narrativo. Pero eso sí, uno muy divertido y entretenido. Contada con un ritmo frenético que, para su fortuna, ayuda a evitar esa mencionada saturación de argumentos. Hay bastantes secuencias geniales que muestran cómo el director tiene un buen ojo para la acción, destacando una pelea entre Hellboy y tres gigantes que demuestran el verdadero potencial de su nueva versión cinematográfica.

47254970901_98acbc12fc_k (2).jpg

Las criaturas son las verdaderas estrellas de la película, junto con la clasificación para adultos, permitiendo a Marshall desatar el caos, incluyendo algunos momentos brutalmente sangrientos. El mundo creado para esta versión de Hellboy se siente peligroso, más vivo y maduro para una exploración más profunda de sus extraños habitantes. Si el público pudiera dejar de lado las versiones anteriores, y ver ésta nueva con una mente abierta, notarán su gran diversión desordenada, a pesar de las deficiencias. —JG

hellboy_ver13_xlg.jpg

A %d blogueros les gusta esto: