Game of Thrones: Se acomodan las piezas para la última partida (Recap 8×01)

En el final de la temporada siete ya se sentían un poco forzadas las historias, y tal vez un poco inverosímiles, pero salió avante, dejando a todos los fans hambrientos. Ésta temporada ocho capitaliza el reencuentro de personajes que no se habían visto en años.

por Juan Antonio Pantoja

(Game of Thrones, HBO, 2011-2019)

Pasaron dos largos años para llegar a la octava y última temporada de la mejor serie en la historia de la televisión; Y ocho han pasado desde aquel abril de 2011 cuando se transmitió la primera, una serie basada en las novelas de G. R. R. Martin, producida por Benioff y Weiss para la cadena de cable HBO.

Nadie hubiera imaginado que rompería todos los paradigmas y arrastraría a millones de espectadores por el mundo de una odisea fantástica cargada de intrigas, violencia, política, sexo, acción y efectos especiales prometedores para públicos exigentes que no se conforman con cualquier cosa. Era complicado mantener ese estándar de calidad, en todos los aspectos y sobre todo en la trama. La adaptación de las novelas se fue diluyendo poco a poco, dando paso una extensión del universo de La Canción de Hielo y Fuego. Con asesoría de Martin, se le ha intentado dar seguimiento lógico y preciso al cierre de la aventura.

Game-of-thrones-8x01-1.jpg

Al final de la temporada siete ya se sentían un poco forzadas las historias, y tal vez un poco inverosímiles, pero salió avante, dejando a todos los fans hambrientos. Son muy pocas las ocasiones cuando podemos ser testigos, no solo del crecimiento de personajes, sino de la edad y madurez de los mismos actores. El fenómeno provoca una empatía casi inmediata, ya que nos sentimos muy cercanos a ellos — hemos crecido conjunto en el más amplio sentido de la palabra.

En éste capítulo (8×01) tenemos el reencuentro de personajes que presencialmente no se han visto en años, provocando una nostalgia importante para el impacto y el consumo de este fenómeno. La forma en que la trama capitaliza el paso del tiempo y la espera real del público es tremenda. Game of Thrones siempre se ha caracterizado precisamente por ello, por jugar con varios de nuestros sentimientos más primarios. Eso es la clave de su éxito.

5cb40a345069c (2).jpeg

Las piezas de la jugada final se perfilan y se tejen de manera precisa y meticulosa. Es difícil que nos fallen, pero al mismo tiempo, es difícil que todos quedemos conformes con el cierre. A estas alturas, cada espectador tiene un personaje preferido para el trono. Hay muchas opciones y en estas últimas páginas del cuento se han movido las primeras piezas.

Alguna vez se aseveró que el lenguaje cinematográfico substituiría a la literatura, que las nuevas generaciones verían cine y televisión en lugar de leer ensayos, novelas, cuentos. En lo personal no lo sé, me cuesta trabajo creer que los libros se desechen y espero que nunca suceda; pero al analizar y desmenuzar este tipo de series que vienen directamente de literatura contemporánea, la duda es real.

Por el momento, la temporada ocho comenzó con el pie derecho, empezando a cerrar el broche de un esfuerzo de producción titánico. Esperemos que signifique la llegada de producciones iguales o mejores. — JAP

game_of_thrones_ver95_xxlg.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: