Dulce Familia (2019)

Dulce Familia, del director chileno Nicolás López, es una comedia que cuenta la historia de cinco mujeres en la familia Trujillos que lidian con distintos conflictos, pero el principal — o al menos el que presentan como más fuerte — está ligado a la obesidad.

por Javier Espinoza

(Sweet Family, Dir. Nicolás López, 2019)

Cinco mujeres integran la familia Trujillos; cuatro son profesionistas y una estudiante, todas con conflictos, pero el principal de ellos — o al menos el que presentan como más fuerte — está ligado a la obesidad. Dulce Familia es el nuevo largometraje de Nicolás López, quien tiene varios años dirigiendo comedias exitosas en taquilla. Aquí reúne a las protagonistas, tanto de su original Sin Filtro (2016), Paz Bascuñán, así como del remake mexicano (Una Mujer Sin Filtro, 2018), Fernanda Castillo. Ellas son Alejandra y Tamara, quienes junto a Bárbara (Regina Blandón), son hijas de la diva de cine y televisión Verónica Trujillos, encarnada por Florinda Meza — en su primer crédito como actriz en la pantalla grande desde Música de Viento (1988).

BOOMGERS04222019000007DULCEFAM (3).jpg

La matriarca del clan hizo una promesa a su pequeña hija, Tamara, cuando tenía 10 años: usaría su vestido de novia cuando se casase. El problema es que ella pesaba 45 kilos entonces pero su hija hoy tiene sobrepeso, lo cual la obligará a tomar medidas desesperadas para conseguir el objetivo. Las tres hermanas tienen una relación directa con la obesidad: Tamara, subida de kilos, es repostera; Bárbara es nutrióloga y Alejandra es editora digital de revistas fitness, además, tiene una hija adolescente, Juana (Vanessa Díaz), orgullosa de sus curvas y sobrepeso.

Tamara entra en un programa para bajar de peso ideado por Bárbara, basado en el ejercicio extremo, comer prácticamente nada y la humillación constante del usuario, desde la asignación de avatar en una app llamada Adicta, en la cual — obviamente — te asignan un cerdo o una vaca para “motivar”.  Durante la ejecución del plan hay repercusiones en su relación de pareja con Beto (Vadhir Derbez) quien dice aceptarla tal como es. Castillo y Derbez se sometieron a una transformación física para sus papeles subiendo más de diez kilos. A ella se le notan, a él no. Éste último además se tuvo que rasurar la cabeza.

BOOMGERS04222019000006DULCEFAM (2).jpg

Por su parte, Bárbara es presentada como la snob de la familia, y para darlo a notar incluyen algunas palabras en inglés durante sus diálogos para hacerla parecer odiosa, pero el encanto de Blandón la vuelve accesible, aunque su personaje no esté tan desarrollado como los otros.

Bascuñán es quien probablemente requería más sesiones con un coach de diálogo ya que algunos momentos no se entiende su dicción, en un interés por disminuir su acento chileno. La relación con su hija es complicada, queriéndole inculcar un modo de alimentación saludable, la otra respondiendo con altanería, orgullosa, que “los hombres ahora las prefieren con curvas” o “que existen los chubby-chasers.

BOOMGERS04222019000005DULCEFAM (2).jpg

Florinda Meza es en realidad la protagonista de la historia, contrario a lo que los trailers anuncian — donde, obvio, el gancho de taquilla es Castillo — cayendo en todos los excesos en los cuales una diva caería: rehusando a aceptar su edad, sobre-ejercitando para no engordar, humillar a colaboradores, y sobre todo, negándose a ser reemplazada por una mujer más joven en los papeles protagónicos. Meza lo pudo hacer mejor, pero el director al parecer no le dio la línea indicada, ni cuido el detalle. Su comportamiento como gran estrella ahí estaba, pero raya en la sobre-actuación.

Fernanda Castillo como Tamara es quien carece de personalidad, incluso no hay mucha evidencia de que sea una mujer empresaria, líder de su vida o proyectos, hasta que alguien lo comenta. Se supone es la más segura de sus hermanas; quién nunca necesitó ayuda para progresar y cuya única debilidad viene en relación al vestido de novia, pero al parecer hay más al respecto y nunca se nos presenta. Los mejores chistes los vemos en el trailer, incluso te regalan el del cierre – y que tímidamente intentan salvar en los créditos. Ojalá la película hubiese durado veinte minutos menos, tuviese una edición más dinámica y que la dirección de arte no pareciera tomada directo de Pinterest. Pudo haber sido más del simple vehículo cómico familiar que pretende, los elementos ahí están, solo que mal aprovechados. — JE

Dulce Familia

  1. Había visto un corto y no me llamo la atención, pero ahora con la reseña me daré el tiempo para ir al cine a verla pues lo interesante es que toca el tema de la obesidad, tema en el cual México se encuentra en primero lugar.

    Me gusta

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: