Ruffo: Entrevista con Marco Aurelio Celis

“Sé que el chef Ruffo Ibarra es reconocido local e internacionalmente por su excelente cocina y su restaurante pero me llamó mucho más la atención enfocarme en su persona, sus acciones altruistas y las actividades que realiza con los migrantes.”

por Cuauhtémoc Ruelas

Me incumbe como realizador intentar brindar una perspectiva diferente al tema de la migración, que ha sido histórico y constante en la ciudad de Tijuana.
— Marco Aurelio Celis

Nespresso Talents es un concurso que abre la posibilidad a que realizadores lleven a cabo un cortometraje en formato vertical, tomando como base historias alrededor de la comida y lo que esto significa a nivel cultural.

Este año, el concurso trae la grata sorpresa de tener entre sus finalistas al joven tijuanense Marco Aurelio Celis, con su cortometraje Ruffo, centrado en la historia del chef bajacaliforniano Ruffo Ibarra y sus actividades humanitarias.

Con dicho proyecto — respaldado por la casa productora Specola — Celis nos muestra un estilo, ágil, fresco y que invita al espectador a sumergirse en una historia alentadora, donde precisamente el tema de la comida se mezcla de manera sutil con la problemática migratoria tan presente en nuestra ciudad.

A continuación, les compartimos una entrevista realizada a Celis, quien nos da todos los detalles sobre su experiencia y retos al concretar este relato.

Ruffo_2 (2).jpg

CR: ¿Cual fue el interés principal de formar parte de este concurso?

MAC: El interés nació gracias a que LABC Entertainment vió una campaña que producimos en Spécola para la Secretaría de Turismo del Estado llamada Baja Norte; a partir de su resultado Oscar Inzunza se acercó con nosotros para colaborar y participar en este concurso de Nespresso Talents 2019. Junto al chef Ruffo Ibarra, y entre los directores que trabajamos en Spécola, decidimos que el proyecto y las bases que impuso el concurso iban más acorde a mis búsquedas como director.

CR: Cuando le propusiste a Ibarra la idea de hacer el documental, ¿cuál fue su reacción o su principal preocupación?

MAC: Como director quería explorar su lado humanitario, de dónde venía y por qué nacía su iniciativa en apoyar a los migrantes que llegan a Tijuana. Teníamos intereses en común y coincidimos en nuestra visión sobre la migración en Tijuana. Sé que es un chef reconocido local e internacionalmente por su excelente cocina y su restaurante Oryx Capital, pero me llamó mucho más la atención enfocarme en su persona y sus acciones que realiza en el exterior que, en este caso, fue con los migrantes. Ruffo desde un inicio me brindó con su confianza para seguirlo durante sus actividades altruistas, nunca fingió o pretendió ser alguien más; la persona que escuchamos y vemos en el video es él mismo, desde su casa hasta el albergue de Juventud 2000.

Ruffo_5 (2).jpg

CR: ¿Cómo se fue construyendo el guion? ¿Tenían una idea previa antes de empezar a rodar?

MAC: Quería explorar la migración para el concurso, es un tema que me interesa y siento que me incumbe como realizador intentar brindar una perspectiva diferente a este tema que ha sido histórico y constante en la ciudad de Tijuana. Que Ruffo Ibarra estuviera activamente participando con los migrantes desde hace tiempo y conocerlo de cerca fue algo que permitió formar una narrativa coherente para la temática del concurso, que era “Toda la comida tiene una historia”. Los elementos se presentaron de forma orgánica, lo único que hice fue darle dirección a una historia que tenía que contar en 3 minutos, haciendo un guion preliminar con preguntas que le hice al chef y acciones o escenas que sabía que iban a funcionar para brindar el arco narrativo del cortometraje.

CR: ¿Porqué es importante realizar este tipo de historias?

MAC: Porque son reales y están sucediendo en este momento y no todos las conocemos. Escuchamos a menudo sobre las complicaciones de la migración, algunas personas están de acuerdo y otras no, muchas personas opinan ¿pero quienes realmente se acercan a conocer lo que está sucediendo? ¿Quienes se acercan a conocer a las personas que están huyendo de sus países de origen en búsqueda de una vida mejor? Sé que Ruffo lo está haciendo, lo hizo antes grabar el cortometraje y lo sigue haciendo hasta el día de hoy. Su iniciativa no viene porque lo grabamos sino por valores que tiene gracias a su familia. El cortometraje lo hicimos de esta forma para brindar un enfoque distinto a esta problemática, donde en vez de enfocarnos en la separación de un muro nos encaminamos a la unión, a la ayuda y a la igualdad que tenemos todos por compartir nuestras historias.

Ruffo_4 (2).jpg

CR: Una particularidad del documental es su formato en vertical. En ese sentido, ¿Qué fue lo más sencillo y lo más complicado a la hora de realizarlo?

MAC: Al principio, honestamente, creí que no sería sencillo el formato vertical, no estamos acostumbrados a grabar en este formato, pero fue requisito para el concurso de Nespresso. Fue un reto, pero platicando con los directores de fotografía del proyecto, Adrián Durazo y Alejandro Montalvo, sabíamos que teníamos que utilizarlo a nuestro favor, estableciendo desde antes de grabar un lenguaje y un objetivo visual, donde buscaríamos enmarcar con este formato dando una intención a cada cuadro sin dejar de lado el dinamismo que necesitaba el video gracias a su temática y relación con la comida. Poco después de empezar a grabar y ver los resultados de encuadrar con este formato se volvió en una herramienta más para contar la historia de este cortometraje.

CR: ¿Cómo te benefician como cineasta este tipo de experimentos visuales?

MAC: Me ayuda mucho a no cerrarme y explorar nuevas herramientas visuales como lo es el formato vertical, sin dejar de lado su justificación en beneficio de la historia. Me gustó que nos retara el concurso, ya que eso nos impulsó a ser más creativos y a planear cada aspecto del cortometraje desde el visual hasta el narrativo, estando abiertos siempre a cualquier cambio durante la grabación o en la sala edición. No importó el formato o la duración, al final con un objetivo claro en la historia y bien planeado se realizó un producto con un mensaje donde la intención era transmitir la nobleza que la ciudad de Tijuana tiene para brindar a sus migrantes y que mejor persona para representar eso que Ruffo.

Ruffo_1 (2).jpg

CR: Finalmente Marco, después de su participación como parte de la selección de Nespresso, ¿Qué planes tienes a futuro?

El producto no pudo haber sido posible sin la colaboración entre LABC Entertainment, Oscar Inzunza, Spécola y Ruffo Ibarra. El trabajo realizado juntos me impulsa a seguir produciendo, colaborando y aprendiendo. Quiero continuar con el tema de la migración porque vivo en Tijuana, lo veo a diario y siento una obligación como realizador audiovisual seguir explorándolo. Hay muchas historias y muchas maneras de contarlas, pero como originario de la ciudad siento que el tema me incumbe y me interesa. Trabajando en el he podido conocer personas que a pesar de los problemas que han vivido han seguido adelante y por ello no tengo nada más que gran admiración y respeto, hacia su lucha por una vida mejor a pesar de muros y adversidades. Eso es lo que me motiva a buscar nuevas herramientas, formatos y plataformas para contar sus historias.

A %d blogueros les gusta esto: