The Boys, y el replanteamiento del superhéroe

Más que clasificarla como una serie de acción, se trata de una versión cruda y honesta de aquello que nos han atragantado con tanta capa y malla. En ‘The Boys’ se hacen planteamientos muy originales de los mitos que rodean al sobre-humano; en un tono sarcástico, humor más que negro, con escenas de sexo y violencia. Es una crítica ácida hacia el establishment.

por Juan Antonio Pantoja

(The Boys, Amazon Prime, 2019)

Para los que ya estamos hartos de los superhéroes, y pensamos seriamente que o se reinventan o se van a la roña, The Boys es una serie que nos da un respiro dentro del subgénero más prostituido en los medios. Respiro que tal vez en su época The Watchmen o Kick-Ass intentaron con resultados aceptables y/o regulares en otros casos.

Erin-Moriarty-in-The-Boys-Amazon-Prime (2)

Aquí se hacen planteamientos muy originales de los mitos que rodean al sobre-humano; en un tono sarcástico, humor más que negro, con escenas de sexo y violencia. Más que clasificarla como de acción, sería una versión cruda y honesta de aquello que nos han atragantado con tanta capa y malla. No existe esa secuencia interminable de destrucción masiva, ni pleitos eternos cuerpo a cuerpo. Aquí se le apuesta al argumento, a la crítica ácida hacia el establishment. Nadie se salva; ni la iglesia, ni la política, ni la milicia. Sobre todo, es una crítica fuerte, realista y muy actual de las empresas del entretenimiento que en la actualidad están amasando un poder y control excesivo sobre los contenidos, la cultura o las aspiraciones de nuevas generaciones.

En resumen, la serie podría ser una perfecta metáfora de empresas como Disney, Amazon, Apple, HBO, etcétera.

AR-190729308 (2)

La producción es muy cuidada. La fotografía, actuaciones, el arte de un mundo oscuro, decadente, cargado de referencias noventeras a las Spice Girls, The Sixth Sense, cameos de Seth Rogen, grupos de heavy metal de los 80s y un toquesillo de nostalgia. Menciones directas a la Liga de la Justicia y Wolverine son una crítica muy atinada, que casi podría ser una parodia sarcástica.

71BXzJeFPzL._RI_ (2).jpg

Tiene un estilo muy original. Hay capítulos que enganchan más que otros, por momentos sintiéndose que se cae la trama, pero es cuestión de paciencia. La recompensa al final es muy satisfactoria. Esta primer temporada deja abierta la posibilidad para que continúe y, de hecho, Amazon ya anunció que viene una segunda para el año entrante.

En particular, celebro estas propuestas arriesgadas, donde no se limitan a censuras de ningún tipo, ni buscan que los contenidos sean políticamente correctos, al contrario, son propuestas provocativas que nos dan esperanza a todos los que buscamos nuevas maneras y formas de narrar. Bien por los creadores. Queremos más de esto por favor. JAP

DoCRf-EU4AAqp81.jpg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: