Ad Astra (2019)

Hemos visto en la última década mucho cine sobre astronautas y la soledad que conllevan las misiones espaciales, pero AD ASTRA (con Brad Pitt) no se preocupa mucho por explicar la ciencia; la odisea se vuelve cada vez más interna, el viaje es de auto-descubrimiento, hacia la aceptación del rechazo y la relación interpersonal padre e hijo.

(Ad Astra: Hacia Las Estrellas, Dir. James Gray, 2019)

‘A las estrellas, a través de la adversidad’ es la traducción de la frase en latín ‘Per aspera ad astra’ de la cual se inspira el título de la más reciente producción a cargo de James Gray, co-escrita por él y Ethan Gross, guionista conocido principalmente por la serie de ciencia ficción Fringe; y que además cuenta con un cast de lujo liderado por Brad Pitt, y entre los que se encuentran Liv Tyler, Tommy Lee Jones y Donald Sutherland.

¿Qué tan lejos estamos dispuestos a llegar para encontrarnos con nosotros mismos? En un futuro cercano donde la humanidad ha comenzado a colonizar la galaxia, Pitt encarna a Roy McBride, un estoico astronauta cuya dedicación a su trabajo lo ha vuelto emocionalmente inalterable, como consecuencia costándole su matrimonio con Eve (Tyler). Además, queda marcado de por vida por el abandono de su padre, un legendario astronauta que ha desaparecido luego de embarcarse en una misión a Neptuno en busca de vida inteligente en las orillas de la galaxia.

48699701802_8a437ec25b_o (2).jpg

Desde la secuencia inicial entramos de lleno al asombro y somos testigos de las hazañas que es capaz el personaje de Pitt, como saltar en caída libre de una antena desde la estratosfera debido a una falla mecánica provocada por radiación y vivir para contarlo. Luego del incidente, es convocado por el gobierno para revelarle una alta probabilidad de que su padre siga con vida, además, es posible esté relacionado con las recientes descargas de anti-materia que están afectando la vida en la Tierra.

Gracias a los constantes estudios psicológicos que McBride debe realizarse por el bien de la misión, y una voz en off al estilo Blade Runner, podemos ver el progreso de la severa introspección freudiana a la que se ve sometido; a la par de una travesía espacial que comienza en la Tierra, con escalas en la Luna y Marte, hasta llegar a Neptuno. Hoyte van Hoytema, quien también filmó Interstellar de Nolan, ofrece una mirada intimista y elegante en todo momento, no importa si se trata de una base terrestre en Marte o el interior de un transbordador intergaláctico, las imágenes acompañadas del score de Max Richter provocan una fascinación innegable.

Ad Astra

Existen referencias a otras obras grandiosas de ciencia ficción, pero también se hace alusión a Apocalypse Now de Ford Coppola, incluso la secuencia sobre la superficie lunar podría ser un guiño a cualquiera de Mad Max. Hemos visto en la última década otros astronautas reflexionar sobre la soledad que conllevan las misiones espaciales, pero Ad Astra no se preocupa mucho por explicar la ciencia que sostiene al futuro; la odisea se vuelve cada vez más interna, el viaje es de auto-descubrimiento, hacia la aceptación del rechazo y la relación interpersonal padre e hijo.

Es probable que la película no se vuelva una de las favoritas del género, pero amerita verse en la pantalla más grande posible y meditar sobre los temas que propone sobre el futuro de nuestro planeta. Además, estamos ante uno de los mejores trabajos actorales de la carrera de Brad Pitt. Habrá que estar atentos en la próxima temporada de premios, podríamos llevarnos alguna que otra sorpresa. —AR

ad_astra_xlg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: