Anna (2019)

Luc Besson ha construido su carrera básicamente con películas de personajes femeninos fuertes, por lo que la trama y personajes de ANNA no son ninguna sorpresa, incluso, es algo que ya venimos esperando por parte del director. Aquí se trata de un thriller de espionaje elegante y estilizado, con momentos de diversión y emoción genuina pero demasiado pretencioso en su ejecución.

(Anna: El Peligro tiene nombre, Dir. Luc Besson, 2019)

Luc Besson ha construido su carrera básicamente con películas de personajes femeninos fuertes, por lo que la trama y personajes de Anna no son ninguna sorpresa, incluso es algo que ya venimos esperando por parte del director.

Sasha Luss interpreta al personaje titular; asesina letal, inteligente y altamente calificada. La KGB la emplea bajo el mandato de Olga (Helen Mirren), a través de una agencia de modelos, con afán de crearle una cuartada perfecta mientras acumula asesinatos. Pero, trabajando en estrecha colaboración con su compañero Alex (Luke Evans), como es el caso en los thrillers de espías, no todo será lo que parece.

Sasha Luss stars as 'Anna' in ANNA.

Revelar más de la trama quizás sería spoiler y desafortunadamente ese es uno de sus grandes problemas. Hay un plot twist, tras plot twist, tras otro, que termina convirtiéndose en un gran distractor en ésta película de casi dos horas. Luss logra demostrar sus habilidades de actuación, realizando escenas de acción eficientes, pero probablemente en manos de una actriz más experimentada luciría mejor el personaje.

Aparecer en escena junto a Helen Mirren le ayuda, en especial porque la veterana actriz le da profundidad emocional a algunas escenas que benefician la película. Mirren se divierte con su rol, ya que claramente disfruta interpretar a una endurecida agente soviética. Son Luke Evans y Cillian Murphy quienes hacen lo que pueden con un saturado guion y no es suficiente como para salvar el proyecto.

48218731627_98b7c8627b_k (3)

La película utiliza efectivamente los flashbacks para llenar ciertos huecos narrativos después que suceden los primeros giros en la trama. Es lamentable que llegue un punto en el que se vuelvan cada vez más exagerados y esto solo hace más notables lo mal que están escritos los personajes. Es difícil saber lo que Anna realmente quiere, por lo que las secuencias de acción pierden algo de fuerza.

Además, ya este año vimos algunas de las mejores escenas de combate cuerpo a cuerpo en John Wick 3: Parabellum (2019) haciendo que todo lo demás palidezca al compararlo. Las apuestas en el cine de acción han aumentado y se puede decir Anna está un par de años atrasada en ese aspecto. La película es elegante y estilizada, pero demasiado pretenciosa en su ejecución. Hay momentos de diversión y emoción genuina en este thriller de espionaje, pero se va convirtiendo en flojera y cansancio a medida que él mismo se esfuerza demasiado por tratar de sorprendernos cada cinco minutos. —JG

h520u3m6vyz21

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: