Olimpia (2018)

No se puede hablar de OLIMPIA sin mencionar su particular estilo de animación, que involucra rotoscopía trazada digitalmente sobre ambientes reales y actores de carne y hueso. Es un recurso que ingeniosamente disfraza las obvias limitaciones de la ambiciosa producción, pero, tan impresionante y novedoso como puede ser, también nos provoca cierta distancia hacia los mismos personajes, que se sienten menos como personas reales y más como abstracciones o recuerdos que se empiezan a olvidar.

(Olimpia, Dirs. José Manuel Cravioto, Gabriel Mariño, 2018)

Olimpia, de Juan Manuel Cravioto, recrea los eventos del 2 de octubre de 1968 en la Ciudad de México con lujo de detalle; desde los aspectos más relevantes, que lentamente se colaron por la fachada de la historia oficial, a los toques más triviales en apariencia. A través de los ojos de sus personajes principales, tres estudiantes y tres afiliados al movimiento que protestaban la represión política del régimen del presidente Gustavo Díaz Ordaz, ofreciendo un retrato de las tensiones que dividían al México de la época.

MV5BNTk1NjczNjAtYWY1OC00ZDZlLWJjNjUtZDk4YjU2YTM1NTAxXkEyXkFqcGdeQXVyOTM5NDA3MDc@._V1_SY1000_CR0,0,1499,1000_AL_ (2)

Luis Curiel interpreta a Rodolfo, estudiante de arquitectura que busca capturar las marchas y protestas con su cámara de 16 milímetros. Nicolasa Ortiz Monasterio es Raquel, joven de clase media que se siente movida a participar cuando encuentra una de las movilizaciones en la calle; más tarde se inspira a compartir su poesía en una de las asambleas, típicamente dominadas por hombres. Daniel Mandoki a Hernán, quien se incorpora al movimiento a pesar de que su padre, por razones que se volverán obvias más adelante, no se lo permite.

La película definitivamente apela a la importancia histórica de su temática. La mención de la asamblea en la Plaza de las Tres Culturas se siente ominosa, lo quiera o no su director; lo mismo cuando los miembros del batallón que le da su nombre a la película se colocan el guante blanco que habrá de distinguirlos de los manifestantes. Pero más interesado se muestra Cravioto en las dinámicas internas del Consejo Nacional de Huelga y la energía juvenil que se respira entre sus afiliados.

853(3)

Cuando Rodolfo se encuentra con un grupo de estudiantes de cine que también cubren la represión, se esfuerza por ganarse su aprobación, atrevidamente metiéndose en la cajuela de un automóvil para poder capturar pietaje sin ser visto. La forma grandilocuente en que sus personajes hablan de sus metas puede antojarse ingenua y sentimental, pero también profundamente sincera, indicativo de una creencia fundamental en las buenas intenciones de sus compañeros y en su capacidad de triunfar sobre el autoritario régimen.

Supongo que no se puede hablar de Olimpia sin mencionar su particular estilo de animación, que involucra rotoscopía trazada digitalmente sobre ambientes reales y actores de carne y hueso. Es un recurso que ingeniosamente disfraza las obvias limitaciones con las que se enfrenta la ambiciosa tarea de hacer una película de época, que además evoca la sensación casera de los recursos que sus personajes utilizan para esparcir su mensaje de protesta. Pero, tan Impresionante y novedoso como puede ser, también nos provoca cierta distancia hacia ellos mismos, que se sienten menos como personas reales y más como abstracciones, como recuerdos que se empiezan a olvidar. No obstante, eso hace también que lo que sucede en la película se sienta aun más trágico. —AVR

MV5BOWNjNjg4OWUtZDcxZS00MjE2LTliODktMWEzMjM5MmI0ZGNkXkEyXkFqcGdeQXVyOTM5NDA3MDc@._V1_

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: