Cyrano, Mon Amour – 23º Tour de Cine Francés

La película CYRANO, MON AMOUR del Alexis Michalik tiene uno de sus méritos principales en la fiel representación y los orígenes de la icónica obra francesa que le da titulo, incluso en su planteamiento; somos espectadores de un proceso creativo que va tomando forma, junto a los detalles y circunstancias que deben resolverse de último minuto en una puesta teatral.

(Edmond, Dir. Alexis Michalik, 2018)

En 1998, John Madden tomó por sorpresa al mundo con la comedia Shakespeare in Love, en donde veíamos como William Shakespeare se inspiraba en Viola de Lesseps para escribir la icónica obra Romeo y Julieta. Dicha película mezclaba elementos de ficción con los reales para darnos una perspectiva divertida del proceso creativo del autor. Retomando ese mismo concepto, Cyrano, Mon Amour, ópera prima del actor Alexis Michalik, adapta su obra de teatro Edmond (título original de la película) donde vemos a Edmond Rostand (Thomas Solivérès) durante la creación de la obra Cyrano de Bergerac y como se convierte en la obra cumbre, tanto del autor, como del teatro francés.

1D1A5489

Edmond vive en la pobreza, con esposa y dos hijos, y tiene años sufriendo un bloqueo para escribir. Gracias al impulso de la actriz Sarah Bernhardt (Clémentine Célarié), el autor va con notas en mano a una reunión con el famoso actor Constant Coquelin (Olivier Gourmet) quien ha rentado un teatro por todo un año y tiene una cuantiosa deuda por pagar. Coquelin presiona a Edmond para que termine de escribir su obra, montarla en tres semanas y esperando que sea un éxito. Asustado, busca inspiración en un romance entre la vestuarista Jeanne d’Alcie (Lucie Boujenah) y el actor Léonidas Léo Volny (Tom Leeb).

La película tiene su mérito principal al representar fielmente su origen teatral, incluso el planteamiento de cámara; somos espectadores de un proceso creativo que va tomando forma junto a los detalles que el autor debe incluir forzosamente, como a la actriz principal Maria Legault (Mathilde Seigner)—capricho de los productores—o tener al hijo del actor principal, Jean Coquelin (Igor Gotesman) en un buen papel. Provoca que se incremente el número de actos, de tres a cinco, y aun acercándose la hora de estreno, no se tiene en claro cómo va a resultar todo—tipo lo que se veía en Tercera Llamada (Francisco Franco, 2013).

1D1A5757

Michalik tiene muy buen tino en la selección del elenco y en su dirección, incluso se da la licencia de aparecer en pantalla como el escritor rival de Edmond, Georges Feydeau, con escenas entre ambos aportando momentos genuinamente divertidos. Como epílogo, vemos diversas representaciones de la obra, incluyendo las de José Ferrer y Gérard Depardieu, reafirmando la importancia del trabajo creado por Rostand, y que, aún con elementos de ficción incluidos, aquí vemos desde su concepción. —JE

Cyrano-mon-amour-RGB-72dpi

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: