FICM ’19: Polvo

POLVO es una afortunada opera prima de José María Yazpik, ya que todo lo que sucede en el pueblo se siente como una fábula digna de la época de oro del cine mexicano, a pesar de sus elementos un tanto desdibujados.

(Polvo, Dir. José María Yazpik, 2019)

El actor José María Yazpik escribe junto a Alejandro Ricaño y toman como base una anécdota sucedida en Colombia para ubicarla en San Ignacio, Baja California Sur, pueblo originario del padre de Yazpik. El autor aprovecha su familiaridad con el espacio, y algunos de sus recuerdos de la infancia, para ensamblar una trama que tiene que ver con el narcotráfico, pero que no se centra en ello, sino en las peripecias de un hijo pródigo del pueblo apodado El Chato (Yazpik) y que en los 70s se fue a buscar una carrera como actor en Hollywood. En 1982 regresa por instrucciones de sus jefes para recuperar un cargamento que les cayó del cielo a los habitantes de la localidad.

Una vez superados los comentarios sobre su ausencia y el notorio fracaso por convertirse en actor famoso, El Chato convoca al pueblo pidiéndoles ayuda; les ofrece dinero a cambio de los paquetes, que algunos han confundido con cal y otros, incluido el multi-usos sheriff del pueblo, Toto (Adrián Vázquez), ven con sospecha. La presencia ha ocasionado conmoción entre los habitantes; Jacinta (Mariana Treviño), la novia que dejó y ahora está casada con Toto, suma motivos para desconfiar del foráneo.

MV5BNDU0NTA5YTAtYTkwNi00ZGQxLWFlZDktMTJhMDg3OTViMTUyXkEyXkFqcGdeQXVyMjQ1MDk0MA@@._V1_SX1777_CR0,0,1777,999_AL_

En la clásica dinámica de pueblo chico, infierno grande, la ambición de algunos no se hace esperar, incluido Fisher (Carlos Valencia), consciente de que el polvo es cocaína y exige una tajada más grande del pastel; los que deben dinero al terrateniente ahora ya tienen recursos suficientes para beber y vestirse bien; y el padre de la Iglesia pide un diezmo más jugoso.

Todo lo anterior es planteado con un agradable ritmo, en una comedia de situación bien lograda, donde el personaje de Yazpik tiene que resolver sus errores del pasado y tratar de salir bien librado de la misión que le fue impuesta, a sabiendas de que, si no lo consigue, los capos para los que trabaja tomarán medidas fuertes en detrimento de la comunidad, su familia y la gente que lo vio crecer.

La historia está llena de detalles pintorescos, dándole al multi-estelar elenco (Angélica Aragón, Joaquín Cosio, Jesús Ochoa, José Manuel Poncelis, entre otros) buenos diálogos y Yazpik, desde la silla de director, provee a todos con un momento para brillar. Es una afortunada opera prima, ya que todo lo que sucede en el pueblo se siente como una fábula digna de la época de oro del cine mexicano, a pesar de sus elementos un tanto desdibujados, que de pronto se sienten como un estupendo viaje pero que no te lleva a ninguna parte. Eso sí, el viaje es lo suficientemente divertido y tan bien ejecutado como para querer volverlo a hacer. —JE

1392651

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: