Zombieland: Double Tap (2019)

Diez años después, ZOMBIELAND: DOUBLE TAP al fin es una realidad y todo lo que uno esperaría de una secuela a una sólida comedia original; placentera y con un mayor presupuesto aunque no necesariamente se traduce a una mejor ejecución. La química entre su elenco principal era único que dejaba a uno con ganas de regresar a este mundo post-apocalíptico.

(Zombieland: Tiro de Gracia, Dir. Ruben Fleischer, 2019)

El director Ruben Fleischer y los guionistas Rhett Reese y Paul Wernick llevaban rato queriendo hacer una secuela a su éxito de 2009 Zombieland y uno puede más o menos entender por qué (aparte del dinero). Aunque no hay nada revolucionario en aquella comedia post-apocalíptica, la amplitud de su premisa y la química entre su elenco principal, compuesto por Woody Harrelson, Jesse Eisenberg, Emma Stone y Abigail Breslin lo dejaban a uno con ganas de regresar a este mundo. No importaba la falta de novedad.

Diez años después, Zombieland: Double Tap es una realidad y es todo lo que uno esperaría de una secuela a una sólida comedia original: placentera y con un mayor presupuesto que no necesariamente se traduce en una mejor ejecución. El inicio es prometedor, con el dispar grupo de sobrevivientes Tallahassee (Harrelson), Columbus (Eisenberg), Wichita (Stone) y Little Rock (Breslin) haciendo de la Casa Blanca su refugio personal, usando toda suerte de artefactos históricos como juguetes o utensilios de la vida diaria. Todo parece perfecto hasta que no lo es; las tensiones emergen y el grupo se separa enviando al resto de ellos en una odisea por lo que queda de Estados Unidos.

953624 - ZOMBIELAND 2

El guion de Reese, Wernick y David Callaham mayormente se preocupa con emparejar a su elenco con otros intereses románticos: Little Rock, ahora una joven adulta, se encuentra con un hippie de su edad llamado Berkeley (Avan Jogia); Tallahassee con Nevada (Rosario Dawson), una sobreviviente solitaria que comparte su dureza y afición por Elvis; pero es Madison, a quien Columbus conoce en los restos de un centro comercial, quien por sí sola justifica la existencia de esta tardía secuela. En papel es una típica rubia tonta, pero Zoey Deutch la interpreta con tanta sinceridad, carisma y buenas intenciones.

Zombieland 2 pierde energía a partir de su segunda mitad. Por las incongruencias del universo—¿cómo se entera Columbus de las muertes que ocurren del otro lado del mundo?—, la torpe re-introducción de elementos que ya se plantearon en la primera, la desviación innecesaria que involucra a Luke Wilson y Thomas Middleditch, y un clímax que viene de la nada y nunca se siente que algo está en riesgo. Estas flaquezas, no obstante, no bastan para arruinar el relativo gusto de volver a ver a este elenco estrella juntos de nuevo. —AVR

zombieland_double_tap_ver7_xlg

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: