The King (2019)

THE KING, dirigida por el australiano David Michôd y que antes nos sorprendió con la fabulosa Animal Kingdom, es protagonizada por el nuevo infante terrible de Hollywood Timothée Chalamet y antagonizada por el vampiro que lucha de día por reivindicar su carrera, Robert Pattinson.

(El Rey, Dir. David Michôd, 2019)

Cuando nos acordamos de aquellos héroes de la historia interpretados por grandes actores clásicos de la época de oro de Hollywood, pensamos en figuras fuertes, fornidas y caracteres que imponían en la pantalla. Al ver The King de Netflix me acordé de aquella producción del 2005 donde Ridley Scott ponía a un escuálido Orlando Bloom como imbatible héroe de las cruzadas.

The King

En fechas recientes, me remito también a la cinta L’Échange des princesses (Cambio de Reinas) del 2017 donde se insiste en mostrar el lado más vulnerable de figuras históricas que antes se omitía o se disfrazaba de alguna manera. En muchas de ellas, el star system insistía en darle papeles a actores treintones o cuarentones para interpretar figuras históricas adolescentes.

Dirigida por el austrialiano David Michôd, que antes nos sorprendió con la fabulosa Animal Kingdom, es protagonizada por el nuevo infante terrible de Hollywood Timothée Chalamet, que ahora vemos hasta en la sopa, y antagonizada por el vampiro que lucha de día por reivindicar su carrera, Robert Pattinson.

The King

Con su película, Michôd nos presenta a un Enrique V que transita, de una vida de parranda a emblemático Rey de Inglaterra. Y aunque el guión no nos permite ver esa parte de la vida del príncipe con mucho detalle, si logra poner en la historia la parte más humana del personaje. La producción es buena, al igual que la cinematografía y la música, cumpliendo con el ensamble clásico de una película épica, pero el libreto no termina de cuajar en la adaptación. Aunque la primera parte se siente un poco forzada, las batallas son buenas y logran momentos de tensión importante. En cuanto a las interpretaciones, creo que Pattinson le roba cierto protagonismo a Chalamet.

En general, es una buena cinta que se disfruta un domingo en la tarde con un Clamato y unas aceitunas; parte de una moda de adaptar anécdotas de la realeza donde los personajes históricos son más cercanos a la realidad que vivieron hace siglos y que forjaron el carácter de nuestros tiempos. —JAP

king_xlg

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: